Madrid prepara restricciones por horas

EFE
-

El Gobierno de la Comunidad está debatiendo ahora qué medidas poner en marcha a partir del sábado, cuando finaliza el estado de alarma decretado por el Gobierno en nueve municipios madrileños, para ir mejorando estos índices de contagio

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid presentará el viernes una orden, que entrará en vigor el sábado, con posibles cierres de actividad por horas para reducir los contagios de coronavirus, especialmente entre los jóvenes.

La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, lo ha indicado en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno, en la que ha comparecido junto al vicepresidente regional, Ignacio Aguado, y en la que ninguno de los dos ha utilizado la expresión "toque de queda" que, según el Gobierno central, requeriría la declaración del estado de alarma.

"La Comunidad Madrid ha puesto sobre la mesa un debate acerca de posibles cierres de actividad por horas porque hemos detectado dónde se están produciendo los contagios", ha señalado Ayuso, que ha comentado que "la mayoría" tienen lugar "en fiestas privadas y en unos horarios "determinados".

Madrid prepara restricciones por horasMadrid prepara restricciones por horas - Foto: EUROPA PRESS/O.CAÑAS.POOL

Al respecto, ha dicho que el 28 por ciento de los contagios en la Comunidad de Madrid se están produciendo entre jóvenes de entre 15 y 29 años y su índice acumulado de contagio es de 582, "muy por encima de la media". Además, ha añadido que el 80 por ciento de los contagios tienen lugar en el ámbito privado.

En los últimos dos fines de semana se han detectado 250 fiestas privadas en la ciudad de Madrid por la Policía Municipal y desde el 9 de octubre se han realizado 2.748 denuncias por consumo de alcohol en la vía pública.

Por ello, el Gobierno de la Comunidad de Madrid está debatiendo ahora qué medidas poner en marcha a partir del sábado, cuando finaliza el estado de alarma decretado por el Gobierno en nueve municipios madrileños, para ir mejorando estos índices de contagio, "sin perjudicar aún más a nuestra tocada economía".

"(Vamos a plantear) medidas quirúrgicas para no enfrentar la economía y la salud, teniendo en cuenta que la vida y la salud son lo primero", ha declarado Ayuso, que ha defendido la estrategia del Gobierno regional por zonas básicas de salud porque asegura que "está funcionando".

La presidenta ha añadid que son medidas que tienen que tomar "de manera sensata y bien pensada porque un exceso de cierre de la hostelería llevaría el consumo a los domicilios", lo que provocaría "el efecto contrario".

Previamente, en una entrevista en TVE, el consejero madrileño de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha explicado que la intención del Gobierno regional es establecer un control "más exhaustivo" desde las 0.00 hasta las 6.00 horas con medidas que "vayan en el sentido de restringir la movilidad y la concentración" de personas.

La orden que preparan, ha añadido, incluirá medidas sobre disminución de aforos o restricciones de la actividad económica, pero sobre todo encaminada a controlar "al máximo" los movimientos que se producen principalmente por la noche entre los jóvenes, que es "donde hay que actuar".

En la rueda de prensa, la presidenta madrileña ha celebrado que se haya abierto el debate sobre restricciones de actividades concretas a unas horas determinadas porque "lo otro es pasar de la pasividad al extremismo y del extremismo a la pasividad y así constantemente" en un camino que "nos lleva a olas infinitas".

En el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, que tendrá lugar mañana, habrá un debate entre el Gobierno central y las autonomías porque "esto es un proyecto de país", ha sostenido la presidenta madrileña antes de afirmar que "no es competencia de la Comunidad de Madrid decir legalmente qué es lo que hay que hacer, es competencia del Gobierno central".

En la misma línea, el vicepresidente Aguado ha destacado que "debe ser el Gobierno de España el que marque una estrategia nacional para combatir esta pandemia" y que "no es de recibo" que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se haya pedido ser "espectador" en esta segunda oleada.