scorecardresearch

160 kilómetros a pie sin parar a favor de Cobisa

J.M.
-

Alberto Díaz caminará de Guadalupe (Cáceres) a Cobisa para recaudar fondos a favor de los damnificados de la DANA. Prevé emplear 40 horas para consumar el desafío

160 kilómetros a pie sin parar a favor de Cobisa

Alberto limpió barro y retiró escombros. Como todos los vecinos de Cobisa después de esa tormenta que arruinó la vida de muchas familias el 1 de septiembre. Este joven de 23 años limpió barro y retiró escombros ajenos. Las propiedades de su familia quedaron indemnes, pero pasó las horas siguientes con los damnificados en la cabeza. Anduvo por casas arrasadas por columnas de agua que lo superaban en altura.

Así, se le ocurrió protagonizar una simpar competencia contra el agotamiento que sirva para recaudar fondos para los vecinos de Cobisa perjudicados por el centeñar de viviendas y los 40 vehículos arrasados. Alberto unirá a mediados de octubre Guadalupe (Cáceres) y Cobisa a pie. Completará de esta manera 160 kilómetros sin parar que pretende superar en apenas 40 horas. «Se me ocurrió a los dos días, el 3 de septiembre, cuando fui a Guadalupe a participar en una carrera de bicicleta», explica a este diario.

Este informático, que vive parte del año en Cobisa y cuya madre es natural de Guadalupe, liga de esta manera dos núcleos fundamentales de su vida. Saldrá de la plaza extremeña a la medianoche, entre el 15 y el 16 de octubre. Junto con él, viajará un equipo con un enfermero y unos especialistas que lo alentarán y aconsejarán para cumplir la empresa.

El propósito de Alberto pasa por caminar de media a cuatro kilómetros por hora. Durante 40 horas. «Poca gente ha hecho estas caminatas», apunta un joven que sale a entrenar desde el verano 20 o 40 kilómetros. «Echo agua y comida en la mochila», dice como base para aguantar estas sesiones.

Los 160 kilómetros exigirán una elección de alimentos para fortalecer un organismo expuesto al máximo. Habrá pasta, carne, dulces, más geles y barritas energéticas. Y agua y bebidas azucaradas. Serán los únicos momentos de descanso planificados.

Con todo, Alberto sabe que llegarán los dolores de piernas y los vómitos como síntomas del esfuerzo de este desafío, que rondaba su cabeza antes del desastre de la tormenta del 1 de septiembre.

Este ciclista experimentado se conoce de sobra el recorrido que pretende completar dentro de tres semanas: pasará por Alías y cruzará a la provincia de Toledo por Puerto de San Vicente; llegará, más tarde La Nava de Ricomalillo, Buenasbodas, Espinoso del Rey, Los Navalucillos, Navahermosa, Gálvez, Totanés o Noez.

El deportista ha facilitado las cuentas del Ayuntamiento de Cobisa como depositarias de las aportaciones a favor de este reto benéfico: Liberbank:  ES08 2048 6124 1734 0000 0390; y Caja Rural de Castilla-La Mancha: ES57 3081 0056 8911 0521 8729. Los interesados deberán escribir la palabra ‘Donativos’.

Asimismo, propone una comida benéfica a la llegada a Cobisa después de los 160 kilómetros, a razón de tres euros por cabeza. Será el día 17 a las cuatro de la tarde. Ojalá que la ilusión supere al agotamiento y llegue al destino sólido como la enjundia de este reto, que transmite también aliento a todas esas familias que perdieron sus viviendas y sus coches el día 1 de septiembre por el desbordamiento del arroyo de La Degollada.