No hay personal para hacer del nuevo hospital uno de campaña

L.G.E.
-

El consejero apunta a la falta de profesionales sanitarios para diversificar el trabajo en más edificios y que habría que desinstalar respiradores de otros hospitales para llevarlos al nuevo

No hay personal para hacer del nuevo hospital uno de campaña - Foto: Yolanda Lancha

El debate por la apertura del hospital nuevo de Toledo como un recurso más para hacer cara a la crisis del coronavirus ha llegado hoy a las Cortes. Llegó en formato telemático, pues hubo Comisión de Sanidad por esta alerta sanitaria a través de una videoconferencia. Antes de que el tema lo sacasen los partidos de la oposición, el primero que lo puso sobre la mesa fue el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, que intervino desde el despacho de la Consejería junto con el director general de Salud Pública,  Juan José Camacho.
«No entiendo la demagogia de la utilización del nuevo Hospital de Toledo», se quejó el consejero. A los diputados de PSOE, PP y Ciudadnos les dijo que ellos «saben que no está preparado para atender a los pacientes» y por eso cree que «es una aventura que solo genera demagogia y estado de opinión». Explicó que no sería útil abrirlo por una cuestión de falta de personal y es que insiste en su política de habilitar camas en los centros que ya están en funcionamiento, pues no es operativo diversificar el trabajo en distintos edificios, teniendo en cuenta la disponibilidad de profesionales que hay en este momento.
«No tenemos profesionales en el país para dar esa respuesta de hospital de campaña», indicó. El consejero expuso que «no tenemos profesionales y respiradores y no podemos aventurarnos a ponerlos en un sitio en el que solo tenemos el edificio». Es más, dijo que la apertura del hospital obligaría a desinstalar los respiradores que hay en los centros antiguos para llevarlos allí y que lo mismo había que hacer trasladando a los trabajadores.  
El consejero se fue a mitad de Comisión porque tenía una reunión también telemática con el secretario general de Sanidad. Pero el director general se quedó para escuchar las peticiones que reiteraron tanto desde Ciudadanos como desde el PP.
La diputada de Ciudadanos, Úrsula López, que es médica, aclaró que su propuesta de aprovechar este recurso es para utilizarlo para pacientes menos graves, que necesitan un control menos exhaustivo. «Para eso sí hay personal suficiente», indico, «se está haciendo un llamamiento a todas las especialidades sanitarias, incluso veterinarios, estudiantes de Enfermería y de Medicina, médicos jubilados, que se podrían ocupar de estos pacientes menos graves en unas instalaciones adecuadas».
Al diputado del PP, Juan Antonio Moreno Moya, no le gustó que el consejero le llamase demagogo y aprovechó para recordar que el Gobierno regional llegó a dar de plazo abril para abrir el hospital y que solo quedan unos días para entrar en este mes. «Es un recurso que se puede utilizar, pues utilicémoslo», apremió, «dicen que tienen 800 camas, que hay 80 unidades de UCI, pues vamos a utilizarlas».
Moreno Moya rebatió uno de los argumentos que dio el consejero el lunes, cuando apuntó que no iba a poner a los profesionales a hacer ahora una mudanza. El diputado del PP miró al ejemplo de Ifema para señalar que se han habilitado miles de camas  «y no se ha necesitado personal sanitario para la mudanza».