Seseña intensifica el control sobre la limpieza

La tribuna
-

La Policía Local de Seseña intensifica las labores de control sobre suciedad en parques y jardines y sobre la tenencia de animales domésticos. Durante varias semanas se ha ido informando a la población del articulado de las ordenanzas

Seseña intensifica el control sobre la limpieza - Foto: VÁ­ctor Ballesteros

redacción / toledo
La alcaldesa de Seseña, la socialista Silvia Fernández, ha hecho público un bando este miércoles en el que advierte que los «servicios municipales de Policía Local» van a dar «continuidad en los próximos días» al control y seguimiento del cumplimiento de dos ordenanzas  que tienen relación con el tratamiento de residuos. Se trata de las ordenanzas de ‘Tenencia, control y protección de animales domésticos’ y ‘Parques y Jardines’.
Antes de este bando, y para concienciar a la población y mantenerla informada sobre cada una de estas ordenanzas, han hecho públicas los detalles de las mismas a través de las redes sociales recordando que el incumplimiento de las mismas lleva aparejado la imposición de sanciones económicas, unas sanciones que van desde los 375 euros a los 31.000 según la gravedad de la sanción y el tipo de  normativa que se incumpla.
Entre otros artículos recogidos en estas ordenanzas han recordado la prohibición de depositar enseres, muebles y objetos inútiles en espacios públicos, solares o terrenos. También han adverido que los residuos, según su tipo, deben depositarse en los contenedores que en cada caso corresponda.
En el marco de estas campañas informativas y de concienciación «para mejorar la convivencia en el municipio» se ha recordado además que existe un servicio gratuito de recogida llamando al Punto Limpio.
En cuanto a los animales domésticos, se ha recordado que hay que vacunar y censar a las mascotas y que hay que dar un buen cuidado a estos animales así como tener respeto hacia el resto de los vecinos. También han incidido en las normas que obligan a  llevar atadas a las mascotas y con bozal a los perros potencialmente peligrosos, así como la obligación de que tengan un chip y de que los dueños lleven  pulverizador y bolsa para la limpieza y recogida de excrementos.