Unos encapuchados asaltan en 2 horas 4 chalets de Montesión

F. J. R.
-

Dos individuos accedieron entre las 20:00 y las 22:15 horas del pasado domingo a cuatro casas del barrio. En una de ellas estaban sus propietarios, pero no se produjo enfrentamiento

Unos encapuchados asaltan en 2 horas 4 chalets de Montesión - Foto: victor ballesteros

Ser víctima de un robo en casa es una experiencia dura en la que, además de los daños materiales, se ve vulnerada la intimidad y la seguridad del hogar. Si a ese hecho ya de por sí traumático se le suma el que la casa esté habitada en el momento del asalto, la situación se vuelve entonces tremenda.
El pasado domingo, entre las ocho de la tarde y las diez de la noche, en apenas dos horas, unos encapuchados lograron acceder a un total de cuatro viviendas en el barrio de Montesión.
La situación más grave se vivió en una casa que en esos momentos tenía a sus propietarios dentro. Los ladridos de los perros que tienen para vigilar la parcela les alertaron de que algo no iba bien, y al asomarse por una terraza para ver qué es lo que sucedía, uno de los habitantes de la casa se percató de que dos encapuchados estaban saltando la alambrada.
Sus gritos de alarma sirvieron, por fortuna, para disuadir a los asaltantes, que se dieron a la fuga sin buscar enfrentamiento alguno.
Rápidamente, el propietario del inmueble, alertó al 091, personándose al poco tiempo una patrulla de la Policía Nacional.
Los agentes comprobaron que efectivamente había rastros de un intento de acceder a la parcela que rodea la vivienda. Además de esa vivienda unifamiliar, se vieron afectadas otras tres, aunque según ha podido conocer este diario de los cuatro asaltos al menos dos quedaron en tentativas.
Según confirmó la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha, agentes de la policía científica y la judicial estuvieron recabando pruebas y tomando huellas en la zona durante toda la mañana de ayer. Esa parte de Montesión se vio afectada por el incendio de este pasado verano y, debido a que hay aún mucha ceniza por el suelo, es fácil dejar muchos rastros.
Con todo, al margen de ver cómo evoluciona la investigación policial, lo cierto es que el suceso ha generado cierta alarma en el barrio, ya que es la primera vez en la zona, que recuerden muchos vecinos, que unos ladrones se atreven a acceder a una vivienda con ocupantes dentro y en un horario tan poco habitual como es un domingo entre las 20:00 y las 22:15 horas, cuando es normal que las casas estén habitadas.
Con estos últimos cuatro asaltos, aunque dos de ellos quedaran en tentativas, los robos en domicilios siguen su estadística ascendente en la ciudad de Toledo. En el primer semestre de este año se habían registrado 161 casos, un 35% más que en el mismo periodo de 2018.