scorecardresearch

Cuerva: «Puedo aportar mucho como entrenador»

Raquel Jiménez
-

El talaverano, de 25 años, decide abandonar el kárate de competición y centrarse en su labor como técnico que ejercerá por el momento los próximos tres meses en Suiza

Raúl Cuerva en una de sus innumerables competiciones. - Foto: Jose M.Rodriguez Martin (RFEK)

Raúl Cuerva abandona el kárate de competición. En declaraciones realizadas a este periódico desde Suiza el talaverano ha explicado que «llevaba tiempo pensando en tomar la decisión una vez que el kárate no va a seguir siendo olímpico; por tanto, la motivación es menor al no haber unas olimpiadas como objetivo, aunque es verdad que hay otras metas como Europeos o Mundiales, pero eso ya lo he vivido, ya que he tenido medallas en esos campeonatos». Y es que, según explica, «tengo ahora otra motivación y quiero vivir el kárate de otra manera».

Hay que recordar que Cuerva formó parte del equipo masculino de kumite que en el último Europeo renunció a luchar por el bronce al denunciar humillaciones por parte de integrantes de la Real Federación Española de Kárate (RFEK).

Según el karateca todo lo sucedido, que conllevó sanciones y expedientes por parte de la entidad federativa, «no ha tenido nada que ver a la hora de tomar la decisión»; aunque reconoce que «sí es verdad que se ve un poco afectado mi futuro deportivo porque puedo ir a la Serie A por mi cuenta, pero seguramente no podría optar a un Europeo o a un Mundial por las represalias de la Federación». A esto se añade que la RFEK «está haciendo entrenamientos nacionales y no han llamado a nadie del equipo». Por tanto, resulta evidente que «la Federación no quiere contar con nosotros, lo aceptamos y que cada cual emprenda su camino». Su hermano, Víctor Cuerva, ha visto también con la Federación le ha dado la espalda: «No cuentan con él desde lo sucedido en el Europeo. Pero él va a seguir luchando ya que sus medallas le avalan».

Sorprenden la decisión de Raúl Cuerva dado que solo tiene 25 años y, por tanto, le quedarían por delante muchas competiciones; pero en su opinión «en el kárate mundial hacen faltan entrenadores que hayan vivido este ciclo olímpico, el único en toda la historia de este deporte». Por tanto, entiende que en estos tiempos «son necesarios entrenadores que estén actualizados como lo puedo estar yo»; en definitiva, que «con toda mi experiencia y el conocimiento que he podido adquirir, creo que puedo aportar mucho».

De momento se ha establecido en Suiza ya que «tenemos ahora como objetivo el Campeonato del Mundo». Se encargará de la preparación de Elena Quirici que «es mi novia y la mejor competidora que tiene Suiza, ha sido una deportista olímpica y voy ahora a trabajar con ella como entrenador personal; además, voy a estar dirigiendo entrenamientos en uno de los clubes más importantes».

ARCHIVADO EN: Kárate, Suiza, Serie A