Rebaja de impuestos dependerá de la financiación autónomica

Á. de la Paz
-

El consejero de Hacienda replica la intención del presidente Page de bajar los gravámenes autonómicos si la negociación que alumbra el nuevo pacto resulta beneficiosa para la región

Rebaja de impuestos dependerá de la financiación autónomica - Foto: Yolanda Lancha

El Gobierno regional reivindica la mejora de la economía en los últimos cuatro años y exhibe el repunte que reflejan los diferentes indicadores como ejemplo de la eficacia de las políticas que se han llevado a cabo. El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, y el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, acudieron al tradicional encuentro con el empresariado toledano que celebró la patronal Fedeto en su centro de formación. El responsable de los caudales de la región se felicitó por la buena marcha de la economía y apuntó al diálogo y la estabilidad institucional como pilares de la recuperación y la notable creación de empleo a lo largo de la legislatura a punto de concluir.
Ruiz Molina se refirió al compromiso ratificado por Page ante los empresarios de «no incrementar la presión fiscal» la próxima legislatura, emulando lo ya realizado en la presente. Además, el consejero de Hacienda mostró el deseo del Ejecutivo regional de plantear, de cara a los próximos cuatro años, «una rebaja impositiva siempre y cuando vaya acompañada de una buena negociación del sistema de financiación autonómica».
El titular de Hacienda y Administraciones Públicas señaló al Pacto por la Recuperación Económica como la «base fundamental» sobre la que se ha tejido el despegue de la región. Aquella entente, suscrita por el Gobierno autonómico, la patronal y los representantes de los trabajadores en el inicio de la legislatura, es el germen del diseño «de esa política económica y presupuestaria que tan buenos resultados ha obtenido», explicó Ruiz Molina.
«Nuestra política ha estado orientada al crecimiento económico y la creación de empleo, haciéndola compatible con la reconstrucción del estado del bienestar y con un saneamiento de las finanzas públicas», detalló el consejero. Ruiz Molina aplaudió el alto grado de cumplimiento de los diferentes objetivos marcados por su departamento y el resto de la Administración en materia económica, especialmente en el ámbito del empleo. Según su análisis, «la alta tasa de crecimiento económico» ha posibilitado la creación de miles de puestos de trabajo, llevando a la región a ser «la comunidad autónoma que más empleo en términos relativos ha creado» dentro del conjunto de España.
Además, Ruiz Molina citó las previsiones de la Airef que sitúan el crecimiento intertrimestral de la región en el 0,8% y aseguró haber reducido el déficit fiscal «en más de un 75%» respecto al año 2015. El responsable de la Junta manifestó su satisfacción por haber «generado credibilidad entre la clase empresarial» y haber acogido la creación de más de 10.000 empresas en los últimos cuatro años. «Quien tiene que arriesgar su dinero ve que Castilla-La Mancha es un buen territorio para hacerlo», añadió el consejero. Según su diagnóstico, la «estabilidad» que ofrece la región ha favorecido «la recuperación de la riqueza, la reconstrucción del estado del bienestar y una mejor distribución de la renta».
FEDETO, SATISFECHA. El presidente de la Federación Empresarial Toledana, Ángel Nicolás, agradeció el «diálogo social incesante» mantenido entre la patronal y la Junta en los últimos tiempos, un  trabajo «de abajo arriba» que ha germinado en «años muy fructíferos para la región», según el  máximo dirigente de la organización. Nicolás agradeció «el compromiso tomado por el Gobierno regional sobre la no subida de impuestos durante la legislatura» resistiendo la tentación de financiar con una mayor carga fiscal el déficit existente.