El acusado reconoce la agresión sexual y el robo

J.M.
-

El joven de 21 años reconoció plenamente ante la Audiencia Provincial los hechos cometidos en 2018 en el término de Olías del Rey. La Fiscalía y la defensa acordaron nueve años y medio de prisión por los dos delitos

El acusado reconoce la agresión sexual y el robo

El acusado, de 21 años, balbuceó hoy apenas unas palabras en los cinco minutos escasos que estuvo delante de los jueces de la Audiencia Provincial. Tiempo suficiente para reconocerse como autor de un delito de agresión sexual y de robo con intimidación cometidos en 2018 contra una joven en el término municipal de Olías del Rey. De esta manera, la Fiscalía y la defensa alcanzaron una conformidad que acordaba un total de nueve años y medio de prisión por ambos delitos, tres años y medio menos que lo solicitado en el escrito de acusación.
El reconocimiento pleno de los hechos conllevó la renuncia de las partes a las pruebas testificales y periciales, por lo que la sesión duró cinco minutos. El acusado renunció también a una declaración final tras la confesión. El acuerdo entre la Fiscalía y la defensa concretó el mantenimiento de la indemnización por el quebranto físico y una ligera disminución de la cantidad por el trastorno postraumático.
Acusado y víctima contactaron por las redes sociales, y con muchas reticencias, la joven acudió en septiembre de 2018 a una cita de madrugada en una calle de Olías del Rey (el escrito de acusación mencionaba que pertenecía a Bargas). Posteriormente, el individuo desplazó a la chica en volandas y la tumbó en el suelo. «Como no te dejes, te voy a matar», amenazó a la víctima, según el escrito de acusación de la Fiscalía Provincial.
La acusación señala que el acusado penetró vaginalmente a la víctima mientras seguía amenazando de muerte a la joven. Después, obligó a la chica a hacer una felación.
La víctima temió por su vida y logró finalmente irse. El acusado le arrebató el teléfono móvil, también para que la joven aceptara volver a quedar personalmente.
La joven contó posteriormente a sus padres lo sucedido y denunciaron los hechos ante la Guardia Civil. De acuerdo con los agentes, la víctima concertó una cita con el acusado, y fue detenido allí.
El procesado se encuentra en prisión provisional por estos hechos desde el 31 de octubre de 2018.
Por otro lado, quedó suspendido hoy el juicio señalado también en la Audiencia Provincial para juzgar una paliza ocurrida en Sonseca. La Fiscalía pide para el acusado cinco años de prisión por un delito de lesiones y una indemnización de casi 6.000 euros. La víctima recibió un golpe en la cabeza con un hierro y, posteriormente, continuó la agresión por diferentes partes del cuerpo.