scorecardresearch

«Tenemos que ser un equipo con una intensidad muy alta»

J. M. Loeches
-

El técnico del CD Toledo, Diego Merino, aplaude salir sin lesiones ante el Calvo Sotelo Puertollano y concluye que el partido les enseñó a ser agresivos y a sobreponerse a la adversidad

«Tenemos que ser un equipo con una intensidad muy alta» - Foto: David Pérez

Se acabaron las pruebas. Ya no han más ensayos antes del debut en el Álvarez Claro frente a la UD Melilla. El CD Toledo tiene que ponerse guapo después de una eliminación del Trofeo Junta que a su entrenador, Diego Merino, le sobró. «Llevamos mucha carga física y estoy preocupado por las lesiones, así que lo mejor era no haberlo jugado», reconoce.

La prioridad absoluta era que todos salieran indemnes de la semifinal contra el Calvo Sotelo Puertollano, que los verdes perdieron por 1-2, aunque hay lecciones que extraer del partido. El extremeño considera que medirse a un rival de su categoría les enseña que «en la competición, tenemos que ser un equipo con una intensidad muy alta y con agresividad». Asimismo, el desarrollo les debe servir de aprendizaje para «ser capaces de sobreponernos mentalmente a las adversidades y que no te afecte».

Por lo demás, para el técnico de Mérida, el choque fue «igualado, muy táctico y poco agresivo», y ganó «el que más acertado estuvo de cara a portería», ya que «no hubo demasiadas ocasiones». Merino también recalcó la rivalidad que se ha creado con el equipo minero tras los enfrentamientos del curso pasado e insistió en que no estaba enfadado.

Vio unos primeros veinte minutos buenos, si bien, luego «nuestro nivel de activación no fue el adecuado, por la fatiga y la falta de frescura». Tampoco dedicó demasiadas palabras a su expulsión. Simplemente, comentó que el CD Toledo no está teniendo suerte con García Rubio. Con él en el banquillo ha sufrido dos rojas y un partido más, en Guadalajara, todavía con Roberto Aguirre, no dejó contento nadie. «Gracias a Dios, no nos va a tener que cruzar más», añadió.

primera jornada. De cara al partido de Melilla, César Ortiz parece que estará disponible, aunque sin opciones de ser titular. El galveño jugó unos minutos contra el Calvo Sotelo porque no se le quiso arriesgar. Y es que, como reconoció su entrenador, «las sensaciones en el calentamiento no fueron del todo buenas». Por eso, Merino espera la llegada del central Sub 23 que falta para completar la plantilla: «Por número, nos viene bien, ya que solamente tenemos a un mediocentro y a un central, y nos vendría muy bien». Todo apunta a que en la ciudad norteafricana Mamau y Mario Gómez serán titulares en el centro de la zaga.

Finalmente, el técnico verde parece tener claro quién va a ser el portero titular durante la Liga. Sobre Dos Santos, sí que confesó que en el Trofeo Junta, el brasileño «no estuvo a su mejor nivel”. Desde su punto de vista, «hay que tener un equipo preparado porque las actuaciones van variando, y tenemos por delante una competición dura».