scorecardresearch

«Marchamalo es uno de los últimos trenes»

J. M. Loeches
-

El delantero del CD Toledo Rubén Moreno resalta que en el vestuario no van a bajar los brazos porque están comprometidos con la situación y se toman el derbi como una gran finalmente

Rubén Moreno ha anotado dos goles en lo que va de temporada - Foto: David Pérez

La última derrota en Puertollano ha mellado mucho la moral de los aficionados del CD Toledo, y también la de los jugadores. Pero como reconoce uno de sus pesos pesados, Rubén Moreno, «no podemos dejar que nos afecte, así que ya estamos con muchas ganas de que llegue el siguiente partido», el domingo en La Solana frente al CD Marchamalo.

Uno de los capitanes verdes entiende que esta cita tampoco será «definitiva», pero sí que va a marcar «el seguir estando vivos o no». Desde su punto de vista, «es una buena opción» para desquitarse de los dos tropiezos anteriores, a todas luces «injustos» para el atacante madrileño. Por eso, confiesa que en el vestuario se lo toman como «una gran final».

Personalmente, a Rubén Moreno le gusta esta necesidad porque «va a sacar todas las armas que tenemos, nos vamos a adaptar al contextos y el equipo se va a dejar la piel para ganar». No en vano, es «uno de los últimos trenes» que tiene el CD Toledo para mantenerse asido a la categoría. Que el CD Marchamalo llegue con una trayectoria de seis puntos de seis cosechados no garantiza nada, dice el jugador: «Lo hemos sufrido nosotros mismos, y eso no les da una victoria más».

La Solana es un campo que conocen bien muchos futbolistas de la actual plantilla verde y, según el delantero, «es un magnífico lugar para cortar la mala racha y volver a ganar, y así afrontar con más fuerza lo que resta». Y es que, la derrota en el Nuevo Cerrú fue «bastante dolorosa», sobre todo porque «se veía a un equipo que ha cambiado y que estaba recuperado, pero nos tenemos que levantar cuanto antes», asegura Rubén Moreno.

Es el único camino posible «para que se vuelva a reenganchar la afición», aunque entiende que un sector haya perdido la fe. «Los que estaban sabemos que van a seguir, pero que sepan todos que no vamos a bajar los brazos», continúa diciendo el '9' verde, que insiste en que en el vestuario hay «gente comprometida, con fuerza y energía».

Así las cosas, el ariete defiende que el CD Toledo se encuentra en un buen momento. A quien se echará de menos, advierte Rubén, es a Iván Cédric, que tendrá que cumplir sanción federativa por cinco amarillas. A pesar de ser competencia directa en su puesto, el madrileño reconoce que les da «muchísimo» y que, incluso, «condiciona el esquema y la forma de jugar». Por eso, considera que tendrá un trabajo complicado el que tenga que suplirlo en Marchamalo. «Es una baja notable», califica.