Consenso en Toledo para el plan estratégico cultural

I.G.Villota
-

La propuesta de Ciudadanos logra la unanimidad de la Corporación tras una transaccional presentada por el PSOE en la que aluden a una «estrategia cultural de base local y con proyección internacional»

Consenso en Toledo para el plan estratégico cultural - Foto: Ángeles Visdómine

Toledo quiere ser Capital Europea de la Cultura en 2031. Al menos dará los pasos necesarios para serlo. Queda más de una década para entonces, pero hay que empezar a poner los cimientos ya para que el proyecto sea exitoso. Antes habrá que elaborar un plan estratégico cultural. Así lo acordó el Pleno municipal. Consenso político en un área que a todas luces tendrá mucho protagonismo en esta legislatura tras cuatro años deslucida por la falta de liderazgo.
La propuesta formulada por ciudadanos para promover un plan estratégico cultural 2020-2030 que sirva como mimbres para optar a la Capitalía Cultural Europea cosechó la unanimidad de los 25 concejales del Ayuntamiento. Lo hizo después de que la formación de Esteban Paños aceptase un texto transaccional presentado por el PSOE en el que el gobierno local se compromete a elaborar «una estrategia cultural de base local y con proyección internacional». «La medalla para quien la quiera», ironizó Paños.  
Desde IU, su portavoz, Txema Fernández, rechazaba antes del acuerdo un modelo cultural basado en efemérides. «Así no proyectamos un modelo cultural sino oportunista, esperando a que ocurra algo», avisó. El edil recordó que en 2021 se celebrará el centenario de Alfonso X.
Consideró que las empresas pueden ser las grandes beneficiarias de las efemérides, basándose en las exenciones fiscales contempladas en la ley de mecenazgo que promueven las Cortes de Castilla-La Mancha.
Por su parte, Esteban Paños, sostuvo que la moción presentada por su grupo podía haber sido conjunta y se mostró ilusionado con ella. «Nos parece un reto importante que tiene carga política nula», reivindicó, con el objetivo de que sea «útil» para desarrollar un plan cultural a diez años, para proyectar a futuro. «Todas las inversiones para cultura y educación nos parecen pocas», subrayó.
Enfatizó en que conseguir esta capitalidad supondría una oportunidad «única», que no saben cuándo se podría repetir, y recalcó los beneficios para las ciudades que ya han obtenido este título.
En el PP, la concejala Marta Cánovas aplaudió la anticipación en la presentación de la propuesta, con el tiempo suficiente para trabajar y armar una candidatura potente, y lanzó una crítica. «Si aspiramos a ser una Capital Europea Cultural no podemos tener montones de bolsas de basura», comentó en referencia al bolseo.
El concejal de Cultura, Educación y Patrimonio Histórico, Teo García, agradeció el papel que otorgan los grupos a la cultura, indicó que la ciudad no va a renunciar a la Capitalía, pero abogó por hacerlo con el consenso que han demostrado los grupos al promover la celebración del centenario de Alfonso X en 2021. «Partiendo de un Pacto para la cultura», dijo, pidiendo a Ciudadanos y al resto de grupos que «no pongan zancadillas».