El bastón de mando del general Leopoldo O´Donnell

Beatriz Jiménez Bermejo
-

Se trata de un obsequio de la ciudad de Sevilla por sus acciones en la guerra de África. El núcleo del puño es de piedra verde, sujeta con cintillos de oro labrados con decoración vegetal. La parte superior del puño está esmaltada en azul

El bastón de mando del general Leopoldo O´Donnell - Foto: E.MonteroHernan

Los bastones de mando como distintivos de autoridad se han utilizado desde la Antigüedad, siendo otorgados a los altos mandos de los ejércitos europeos al menos desde el Renacimiento. Realizados en diferentes materiales, la mayoría de los ejemplares con los que cuenta en Museo del Ejército son sencillos, sin apenas decoración o con simplemente las iniciales del poseedor grabadas. Pero otros son piezas ricamente engalanadas, como es el caso del que les presentamos hoy.

Este bastón, fechado en 1860, fue un obsequio de la ciudad de Sevilla a D.Leopoldo O´Donnell y Joris por sus acciones en la guerra de África (1859-1860) Está realizado en caña facetada en octógono, con aplicaciones de carey en toda su superficie. El núcleo del puño es de piedra verde, sujeta con cintillos de oro labrados con decoración vegetal. La parte superior del puño está esmaltada en azul, decorada con una corona de laurel dorada con esmaltes verdes, que rodea el símbolo de la ciudad (NO8DO). El origen de este símbolo es incierto. Una de las teorías más difundidas afirma que es el acortamiento de la frase <<no me dejó>>, con la madeja en el centro simbolizando la unión y la alianza, siendo atribuida esta frase tanto a Fernando III como a Alfonso X. Pero también se alude al sentido divino del símbolo (con origen en la frase <<nomen domini>> - en el nombre de Dios -), común en escudos europeos de origen medieval; o incluso a la relación de Hércules con la ciudad de Sevilla. Sea como fuere, este símbolo representa de tal forma a la capital hispalense que desde 1995 forma parte de la bandera de la ciudad.

La decoración del puño es de tipo arquitectónico, y evoca directamente al mundo norteafricano. Encontramos arcos polilobulados en cada una de las facetas de la caña, sobre los cuales, en óvalos de oro, aparecen grabados los nombres de las acciones más importantes en las que participó O´Donnell. Sobre los arcos, una corona de laurel (triunfo) y debajo, corona de palma y laurel (gloria y victoria). La contera es también de oro y se divide en cuatro rectángulos con decoración vegetal, con el nombre del grabador y la fecha. Del grabador, Aime Modave, no poseemos ningún dato ni otra obra conocida, pero por su apellido se deduce su origen belga. Completa el conjunto un cordón con borla grana y oro, sujeto a la caña con un pasador de oro labrado.

El bastón de mando del general Leopoldo O´DonnellEl bastón de mando del general Leopoldo O´Donnell - Foto: E.MonteroHernanLeopoldo O´Donnell fallece poco después, en 1867. Sus herederos, en 1878, regalan el bastón a D.Arsenio Linares Pombo, entonces coronel del Regimiento de Infantería de San Fernando, quién a su vez lo donó al Museo de Infantería. En 1932 tomó parte en la exposición Hispano Marroquí en el Palacio de Cristal del Retiro. Su valoración a efectos de seguro en aquel momento fue de 2.000 ptas. En el año 1999 fue cedido en depósito al Museo Histórico Militar de Canarias, para exponerlo en la sala dedicada a militares ilustres canarios, y en 2008 regresó al Museo del Ejército, donde puede disfrutarlo en nuestro Recorrido Histórico.