scorecardresearch

Este viernes vuelve el Día del Vecino, de tres jornadas

J. Monroy
-

Su XVII edición se celebra bajo el lema 'Un Tajo Vivo, ni trasvases, ni tuberías'. También continuará reivindicando en sus premios la apertura del Hospitalito como residencia

Este viernes vuelve el Día del Vecino, de tres jornadas - Foto: David Pérez

Río Tajo limpio y con caudal, Hospitalito del Rey como residencia, convivencia vecinal, duelo entre barrios y la acostumbrada gran paella son algunas de las claves del Día del Vecino, que después de tres años de ausencia, vuelve este viernes, con la novedad de que se extenderá todo el fin de semana, a lo largo de tres jornadas, y con mucha música rock.

El XVII Día del Vecino «vuelve por todo lo alto», como ha destacado la edil de Festejos, Maite Puig, y con gran número de actividades. Comienza en esta ocasión el viernes, de la mano del I Pumuky Fest de música, que contará nada menos que con la presencia de Burning, además de Mallo, De la Cruz, Kabalah y el DJ Juanan Planetas.

El sábado 17, ha explicado durante la presentación del evento el presidente de la Federación Vecinal, Tomás Ruiz, se desarrollará desde las once y media de la mañana el Gran Reto de los Barrios. Será una competición tipo Gran Prix, donde representantes de diez asociaciones de vecinos competirán en pruebas de pericia y habilidad. Las diez partirán desde Bisagra en desfile, acompañadas por la batukada de Azucaica. Y a las doce, ya el gran reto. Ruiz explicó que se trata de un evento diseñado para la diversión de público y participantes. Y recomendó que todo el que pueda se acerca a las gradas de la plaza de toros para disfrutarlo.

Por la tarde, más rock con la segunda sesión del Pumuky Fest. En este caso, acompañan a Tennessee Incandescente, Pozo Amargo, Food for Bellows. Kronos y DJ Mario.

Domingo. Pero el plato fuerte del Día del Vecino volverá a ser el domingo, en Safont, en una jornada repleta de actividades y convivencia. Diversas ONG y asociaciones de vecinos dispondrán de un espacio para mostrar su trabajo, dar a conocer su labor en diferentes stand.

En este 50 aniversario de la prohibición del baño a la ciudad, «hemos querido dedicar este día, otra vez, porque es una gran preocupación, a nuestro río». Ruiz mostró la convicción desde la Federación vecinal de que «para un Tajo vivo, hay que poner una fecha final al trasvase, y tampoco podemos ser nosotros los que esquilmemos las aguas del río. Hay que buscar modelos de agricultura más eficientes en la comunidad y no esquilmar acuíferos. Pensamos que tubería va a perjudicar al Tajo». Por esas razones, el lema del Día del Vecino de este año es 'Un Tajo Vivo, ni trasvases, ni tuberías'. Allí habrá una exposición itinerante para dar a conocer el río al público.

Mientras tanto, se van a estar desarrollando también diversas actividades, que comienzan a las once de la mañana con castillos hinchables, una pista americana y una carpa de realidad virtual para niños. Media hora después llegarán los talleres infantiles. Le seguirán una gimkana familiar y una fiesta de la espuma.

A las dos menos cuarto, comienzan los actos más 'institucionales', con la lectura del manifiesto sobre el Tajo, elaborada por la Federación, y la entrega de los premios Dulce y Amargo. El Hospitalito del Rey será el protagonista de los mismos. El Dulce irá a parar a los concejales Esteban Paños y Txema Fernández, por su compromiso con la Plataforma. El Amargo, para el presidente regional, Emiliano García-Page, «por la incomprensión que les produce a los vecinos que abanderara la lucha por Hospitalito y hoy haya cambiado su opinión y lo haya destinado a otra necesidad. Aquí se  elimina un recurso por otro, no se crea un recurso», apuntó Ruiz. A continuación, actuará el cantautor y poeta Carlos Ávila, que acaba de presentar la canción, 'El río que nos lleva'.

Al tiempo, a las dos y media llegará la paella gigante, sin cerdo y sin gluten, para que sea intercultural y para todos.

A las cuatro, se reanudarán actividades infantiles, más talleres de circo y más actividades. A las cuatro y media, torneo de mus. A las cinco y media, baile de zumba y festival Holi, para acabar la jornada a las siete y media.

El presidente vecinal valoró que «para nosotros es un placer volver a retomar el curso de la normalidad y retomar actividades que venían siendo naturales». Por su parte, Puig felicitó a Ruiz y a todos los vecinos «por recuperar el pulso vecinal de la ciudad», en una fiesta donde poder interactuar con vecinos y ver su importante labor.

En el mismo sentido, el concejal de Participación Ciudadana, Juan José Pérez del Pino valoró que «la Federación recupera una actividad reivindicativa, que eran estas jornadas de convivencia entre directivas y asociados, a las que se suman otro tipo de entidades». A su juicio, «quizás sea un acto en el que confluyen diferentes aspectos de la participación». A su juicio, la Federación vecinal debe seguir en esta línea, de dar a conocer a su sociedad sus objetivos. Finalmente, se comprometió a seguir colaborando en la línea, por ejemplo, de los presupuestos participativos, o consensuar la legislación; «buscamos que asociaciones puedan desarrollar su labor de la mejor manera posible».