scorecardresearch

Asamblea de la Sanidad pide el cese de Antonio Ballestero

LT
-

Critica sus polémicas afirmaciones sobre la Unidad Hemato-Oncológica Pediátrica, con cuyos profesionales espera que se reúna el Sescam de forma urgente

Asamblea de la Sanidad pide el cese de Antonio Ballestero - Foto: Yolanda Lancha

La Asamblea en Defensa de la Sanidad Pública de Toledo ha solicitado en una nota de prensa una reunión urgente por parte del Sescam con los profesionales de la Unidad Hemato-Oncológica Pediátrica de Toledo y reivindica al consejero de Sanidad, Jesús Fernández, que si el director General de Asistencia Sanitaria José Antonio Ballesteros, no se ha acercado a la Unidad y hablado con las madres afectadas, antes de sus polémicas declaraciones, lo cese inmediato «por su falta de dialogo, respeto y humanidad demostrado hacia un tema tan importante para la Sanidad como el bienestar de los pacientes».

Siete años después del «no me importa, no me interesa» de Arturo García Tizón, ahora, denuncia la Asamblea, la polémica viene de otra polémica frase del  director General de Asistencia Sanitaria, José Antonio Ballesteros, «una frase lapidaria y del todo torticera calificando las denuncias presentadas en prensa por las familias de los pacientes por un lado y las denuncias presentadas por los profesionales de la Unidad por otro».

Antes de decir que «no entiendo la polémica y estamos por encima del protagonismo que quiere acaparar alguien», espera la Asamblea que Ballesteros haya estado en la Unidad para conocer de primera mano la realidad de la misma para asegurar esto, y haya hablado con las madres «que solo pedían unas instalaciones dignas para las largas estancias de sus hijas en la unidad para asegurar esto. Imaginamos que se habrá reunido con los profesionales de la unidad para corroborar lo denunciado».

Si no es así «pedimos al Consejero su cese inmediato por su falta de dialogo, respeto y humanidad demostrado hacia un tema tan importante para la Sanidad como el bienestar de los pacientes».

Antecedentes. Diez años después, denuncia la Asamblea, sigue la ausencia de diálogo con la Unidad de Hematooncologia pediátrica y con el resto de profesionales sanitarios por parte de la administración.

Precisamente, la Asamblea nació en 2012 «cuando nos dimos cuenta que los que venían a salvar la Sanidad en Castilla-La Mancha con Cospedal a la cabeza y como brazo ejecutor Echaniz lo que realmente venían a hacer negocio con ella». Eso le llevo a un encierro de 56 días y noches, a recoger 56.000 firmas (algunas de ellas de miembros que actualmente se sientan en los sillones de la dirección de la región) contra la privatización del Hospital Universitario de Toledo.

Desde entonces ha denunciado las diferentes situaciones vividas en los hospitales de la ciudad, tapiado de plantas, cierre de plantas, los «pasillos de los horrores» la dejadez de los diferentes gerentes en sus funciones y sobre todo hemos apoyado a las familias y profesionales de la Unidad Hemato-Oncológica Pediátrica del Virgen de la Salud y esta vez no iba a ser menos.

Si en 2014 denunciaba la falta de dialogo con los profesionales de la unidad, la falta de medios personales y materiales en la unidad y la falta de humanización de sus políticas para con los pacientes en 2021 se vuelve a repetir la historia.

En 2014 el PP era el que gobernaba la región y responsable de su gestión «y el actual presidente de la región apoyaba las reivindicaciones y hasta le gustaban las propuestas», motivo de aquella respuesta de García-Tizón en un Pleno.

Ahora, tras la nueva desgraciada frase, la Asamblea entiende que el sentido de ambas «es lo mismo y las consecuencias las mismas el abandono de la Unidad de Hemato-Oncológia Pediátrica de Toledo por parte de la Administración». A partir de ahí, concluye con que «entendemos que esta frase emitida por el director general tiene el consentimiento del consejero de Sanidad y el Presidente de la Región ya que les recordamos que esta persona ocupa el cargo a propuesta del Consejero y a el es a quien corresponde su cese inmediato».