scorecardresearch

Castilla-La Mancha puede ser Holanda

Luis J. Gómez
-

Iván Pinilla y Evelyn Martín, investigadores del grupo PAFS, avisan de que la seguridad con los coches es la clave para usar más la bici y que los carriles no se pueden hacer de cualquier forma

Evelyn e Iván, en el campus de Toledo de la UCLM - Foto: Javier Pozo

El Tour partió este año de Copenhague, una ciudad en la que hay más bicicletas que habitantes. Cuando recorrían el país por sus carreteras, se veía al pelotón ocupar el lugar de los coches, pero a cada lado de la calzada había sendos carriles pensados para conectar pueblos y ciudades con bicicletas, separados de los coches incluso por franjas de hierba. La próxima edición de La Vuelta a España saldrá de Utrecht, en los Países Bajos. En este país las dos ruedas son su pasión, pero no es solo un deporte, sino también su medio de transporte. Allí los aparcamientos que están llenos, y eso que los hay de varios pisos, son los de bicicletas.

Ámsterdam, capital de la región deHolanda y de los Países Bajos, es el paradigma del uso de la bicicleta, pero el ejemplo cunde por Europa. «Hay ciudades alemanas que van bien en ese sentido y en Reino Unido se está trabajando», apuntaIván Pinilla Quintana, investigador del grupo  de Promoción de la Actividad Física para la Salud de la UCLM, el PAFS. Más cerca estaría el ejemplo de Valencia, una ciudad «muy caminable y ciclable,  en la que se ha podido hacer una red muy buena», apunta la también investigadora del grupo PAFS Evelyn Martín Moraleda.

Castilla-La Mancha tiene más superficie que Dinamarca. Y más superficie que los Países Bajos. Pero queda mucho para se pueda conectar por movilidad con bicicleta como ambos países. Tanto Iván como Evelyn creen que se podría avanzar mucho si se trabajase en infraestructuras para hacer esta movilidad segura respecto al resto de tráfico rodado.

Castilla-La Mancha puede ser HolandaCastilla-La Mancha puede ser Holanda - Foto: Rubén Serrallé«Hay que relacionarlo con dos factores, el del tráfico motorizado, con el que hay que tener cuidado si tú quieres que una persona coja la bicicleta, y el peatón, al que no le va a gustar la bicicleta si va por el mismo sitio», comenta Iván. Evelyn añade que la seguridad es «primordial» sobre todo si se plantea el uso de la bicicleta como transporte para escolares. Explican que cuando lo proponen como alternativa a los padres, lo primero que preguntan es cómo se va a hacer y que solo aceptarían si se corta el tráfico de coches para que sus hijos puedan ir al colegio o al instituto en bicicleta.

Este factor de la seguridad se podría solventar con los carriles bici. En muchas ciudades y pueblos de Castilla-La Mancha se construyeron, con un buen acelerón con el antiguo Plan E para obras, pero no han conseguido que el uso de la bicicleta se incremente como se esperaba.  «La iniciativa de hacer un carril bici es estupenda», expone Evelyn, «pero tiene que tener coherencia y eso es algo que nos queda mucho de aprender de otras ciudades». Señala que, por ejemplo, cuando esos carriles bici de una ciudad no están conectados entre sí, algo que ocurre, ya se está generando un impedimento.

Iván señala que para que estas infraestructuras tengan éxito «no se pueden construir de cualquier manera» y habla de la anchura, para que puedan adelantarse si uno va más rápido, de los bordillos, de la visibilidad. Comenta que, por ejemplo, estas cuestiones sí se están teniendo más en cuenta en el urbanismo actual para los peatones, con aceras más amplias y zonas despejadas para poder ver si se acerca un coche antes de cruzar un paso de cebra.

Castilla-La Mancha puede ser HolandaCastilla-La Mancha puede ser Holanda - Foto: Photographer: Tomas AlonsoQuizá para ciudades llanas como Albacete o Talavera de la Reina, el uso de la bicicleta pueda verse más fácil que en otras con más cuestas como Toledo o Cuenca. Para salvar este obstáculo han llegado las bicicletas eléctricas. El grupo PAFS con la UCLM y Bonilla Motor pusieron en marcha un proyecto piloto en Toledo para poner a disposición de los universitarios bicicletas eléctricas y fue un éxito. «Teníamos diez y estaban todo el rato funcionando», recuerda Evelyn, «la comunidad universitaria está muy dispuesta al transporte activo». Iván añade que también la bici eléctrica es una transición para el ejercicio físico. «La bici eléctrica te va a permitir subir pendientes que pensabas que no podías, pero algo vas a tener que hacer también tú», avisa.

Desde su grupo de investigación también han echado una mano a la movilidad sostenible con el Metrominuto-Educa, unos mapas que recuerdan a los del metro, en el que indican las distancias en minutos entre diversos puntos de cada ciudad, tanto si se hacen andando como en bicicleta. También están estudiando la movilidad de los escolares con los proyectos PACO y PACA y participan en el plan de prevención de obesidad infantil PASOS. «Somos un grupo multidisciplinar, dirigido por la doctora Susana Aznar Laín, con profesionales del deporte, nutrición, psicología, arquitectura, enfermería, gestión o fisioterapia», explica Evelyn, «y nuestro objetivo principal es la promoción de la actividad física para la salud».

Estudian la movilidad de los adolescentes en la región en entornos urbanos y rurales

Evelyn Martín e Iván Pinilla son los coordinadores del proyecto PACO y PACA (pedalea y anda al cole, pedalea y anda a casa), con el que han recibido el primer premio de la estarategia NAOS. Con este proyecto están analizando el modo de transporte de los adolescentes al centro educativo. Lo relacionan con el entorno físico y social, con la influencia de sus padres o los hábitos saludables que tienen. Este proyecto a nivel nacional está comparando los resultados de Toledo, Granada, Sevilla y Valencia.Pero Evelyn e Iván también han extendido este proyecto al ámbito regional, analizando esta movilidad para trasladarse al centro educativo tanto en ámbitos urbanos, como semi-urbanos o rurales.