La Nocturna de Toledo se amolda a los tiempos de COVID

J. M. Loeches
-

La prueba se pospone al 28 de noviembre, no habrá salida oficial y los corredores tendrán cuatro horas para cubrir la distancia que quieran antes de pasar por meta en Zocodover

La Nocturna de Toledo se amolda a los tiempos de COVID - Foto: Yolanda Redondo

A la Nocturna de Toledo no le ha quedado más remedio que amoldarse a los tiempos de COVID para no quedarse fuera del calendario. La décima tercera edición se va a disputar, aunque de una manera diferente a la habitual, para evitar aglomeraciones y cumplir así las medidas sanitarias.
La organización, a cargo de la Asociación de Vecinos La Mezquita ha pospuesto su celebración al próximo 28 de noviembre (debía celebrarse el 24 de octubre) con el objetivo de que la situación de la pandemia haya mejorado un poco dentro de esta segunda ola.
Así las cosas, la prueba será un homenaje a todo el personal que ha trabajado y está trabajando en primera línera por la salud de los ciudadanos. De ahí que la primera idea fuera la de adaptar el circuito con una salida por cajones desde la avenida de Barber, al lado del hospital Virgen de la Salud. Sin embargo, tanto el Ayuntamiento como Sanidad aconsejaron que no fuera así y la organización lo consideró responsable.
Por tanto, en breve quedarán abiertas las inscripciones para un máximo de 2.000 corredores. Eso sí, nadie se tendrá que situar en la línea de salida sino que podrá elegir desde dónde partir y con quién, acompañado de familiares y amigos, ya que no existirá una salida oficial. Tampoco habrá una distancia fijada por los organizadores, que simplemente establecerán cuatro horas, desde las 18:00 a las 22:00 horas, para correr. Se aconseja que sea por el Casco Histórico para que, dentro de un orden y sin multitudes, el ambiente se parezca al que normalmente se genera cuando se ha celebrado esta carrera en años anteriores.
Y para simular lo máximo posible lo que sería en situaciones normales, se pondrá la línea de meta en la plaza de Zocodover para que cuando los atletas lo crean oportuno la crucen y se les pueda realizar una fotografía de recuerdo de esta décima tercera edición. Así se evitan aglomeraciones y la entrada se realizará con bastante fluidez.
Asimismo, otra iea que le ronda a la organización es colocar una serie de puntos de control en diferentes lugares emblemáticos de la ciudad, aunque será más adelante cuando se concrete. Lo que sí hay intención es de mantener la entrega de dorsales, de la camiseta y de la bolsa del corredor en un lugar fijo. En principio, los atletas podrán retirarlo en unas horas concretas tanto el día antes como el sábado por la mañana, aunque es algo que también está por determinar con exactitud.
patrocinadores. Otro punto positivo que ha encontrado la organización es el apoyo de los patrocinadores a pesar de la crisis. Se van a mantener todos, incluido Banco Santander. También se mantendrá la parte solidaria con la recaudación para la Fundación Niemann Pick.

 

La camiseta

 

La organización de la Nocturna de Toledo tiene muy bien guardado su secreto de este año, la camiseta. Aún no ha hecho público su diseño, pero sí se sabe que servirá para homenajear a los sanitarios y todo el personal que ha trabajo en la pandemia, por eso, en la parte trasera llevará los logotipos de los sanitarios, la Policía, la UME, la Guardia Civil, etc. Por delante, se podrá leer el lema ‘Resistiré’, en alusión a la canción de El Dúo Dinámico que fue el himno del confinamiento. También habrá un guiño al centenario de la muerte de Benito Pérez Galdós, que se conmemora en este 2020..