scorecardresearch

Pituli aparece para dar la sorpresa en La Fuensanta (1-2)

Estefanía Fernández (ADG)
-

El mediapunta debutante le dio el triunfo al CD Villacañas en un partido duro y lleno de interrupciones frente al Conquense

Parte de la afición se desplazó a La Fuensanta

Llegó y besó el santo el recién incorporado Pituli, quien con un golazo antológico desde treinta metros le dio la victoria al Villacañas por 1-2 en La Fuensanta. El exjugador del Jaén, que fue de la partida en el once inicial que eligió Fernando Lominchar, desequilibró un partido durísimo, lleno de interrupciones y con muy poquito fútbol, frente a un Conquense que en ningún momento dio sensación de superioridad.

Ni las urgencias de ambos equipos ni el estado del césped invitaban a un espectáculo de fútbol combinativo o valiente. Asumió la posesión y la iniciativa el conjunto local, algo con lo que jamás se sintió incómodo un Villacañas que vivió muchos minutos cerca de su propia área, aunque sin sensación de excesivo agobio. El lateral zurdo Manzano insistió en colgar balones, y tanto el meta, Javi López, como Iborra o Poblete se sintieron muy cómodos a la hora de defender ataques frontales. En la parcela ofensiva, Moha, muy activo toda la tarde por la banda izquierda, protagonizó los pocos acercamientos del equipo preparado por Fernando Lominchar. Ni siquiera la lesión de Panocha, que a la media hora dijo basta, resquebrajó el orden de un equipo que dio una demostración de oficio. Las protestas de la afición y los jugadores locales, que reclamaron como agresión un forcejeo entre Mazzochi y Fran Oller, llevaron a que apenas hubiera tiempo efectivo de juego hasta el intermedio.

Le sentó bien el paso por vestuarios a un Villacañas que dio varios pasos al frente y que tuvo precisamente en Mazzocchi a un quebradero de cabeza para la defensa rival. El atacante se inventó un pase a la espalda de la defensa para plantar a Aitor Rubio ante Leyva, al que superó con un toque sutil. No habría tiempo siquiera para que el duelo entrase en una nueva fase, pues solamente cuatro minutos más tarde el Conquense lograba igualar. Marco le ganó la espalda a Mamadou y Moha, algo desajustados en labores defensivas, y puso un pase atrás para la llegada de Gabri desde segunda línea. El delantero remató de primeras, demasiado solo y beneficiado por un lento repliegue.

Lo que había sido un partido subterráneo y trabado se convirtió en un correcalles en el que los dos equipos apostaron por los tres puntos. En ese ámbito, Pituli marcó la diferencia. Leyva salió de su área para cortar un pase al hueco hacia Mazzocchi, pero su despeje de interior acabó  por convertirse en una asistencia para Pituli, que 'solo' tuvo que empujar a portería vacía desde más de treinta metros de distancia y de primeras.

Administró a la perfección esta vez su ventaja un Villacañas que no sufrió defensivamente, no concedió oportunidades de peligro y que incluso desperdició un penalti en la última acción: Mazzochi aprovechó que el portero Leyva había subido a rematar un córner para conducir el balón a la carrera contra varios jugadores locales. Cuando se disponía a empujar a puerta vacía, Sebas derribó al punta. Él mismo se encargó de ejecutar y de estrellar el balón en el larguero, aunque ni siquiera se llegó a sacar de puerta después.