scorecardresearch

Podemos rechaza que Belarra tachara al PSOE de partido de guerra

Europa Press
-

La coportavoz estatal de la formación morada, Isa Serra, garantiza a Sánchez que puede contar con el espacio confederal dentro del Ejecutivo, aunque su partido continuará defendiendo su rechazo a la estrategia de la Unión Europea

La coportavoz de Podemos, Isa Serra - Foto: Cézaro De Luca Europa Press

Podemos ha asegurado este lunes que no va a salir del Gobierno de coalición pese a las diferencias sobre el envío de armas a Ucrania y ha aclarado que su líder y ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, no se refería al PSOE cuando ayer, durante un acto sobre feminismo, criticó a los "partidos de la guerra".

Así lo ha indicado en rueda de prensa la coportavoz estatal de Podemos, Isa Serra, para garantizar que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, puede contar con el espacio confederal dentro del Ejecutivo, aunque seguirán defendiendo su rechazo a la estrategia de la Unión Europea sobre el envío de material ofensivo a la resistencia ucraniana y reivindicar más peso a las vías diplomáticas.

También ha resaltado que aunque es el socio minoritario del Ejecutivo, su presencia garantiza más ambición en las políticas del Ejecutivo, como la subida del salario mínimo interprofesional, la Ley de Vivienda o los mecanismos de protección de los ERTE.

En cuanto a las palabras de Belarra al cargar contra los "partidos de la guerra" aludía al "fervor belicista" que impera en la derecha para que se tome la "escalada bélica" en el conflicto y aludir a la "presión enorme" dentro de la UE por esta vía.

De hecho, ha denunciado que es "hipócrita" que la UE opte por una estrategia de remitir armamento a Ucrania, con un fondo de unos 450 millones, y luego compre gas a Rusia por un importe diario de 660 millones de euros

A su vez, ha reconocido que existen diferencias dentro de Unidas Podemos, dado que sectores como la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, y los 'comunes' han apoyado el envío de armas, pero ha subrayado que su apoyo es total hacia la titular de Trabajo, reafirmando que es su "candidata" y la mejor persona para liderar un proyecto progresista.