Piden 19 años de cárcel por una agresión sexual en un robo

J.M.
-

La Audiencia juzga hoy a un individuo que entró supuestamente por la fuerza junto con otros tres en una vivienda. Allí, agredió sexualmente a una mujer y robó dinero y objetos de valor

Piden 19 años de cárcel por una agresión sexual en un robo - Foto: David Pérez

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Toledo juzgará hoy a un ciudadano albanés identificado por las iniciales A.N., acusado de un presunto delito de agresión sexual y otro de robo con violencia en casa habitada, después de que supuestamente entrase, junto a otros tres individuos no identificados, en la casa de una pareja y su hijo de 11 años y robasen distintos objetos y dinero en metálico, además de agredir a los propietarios que estaban en la vivienda y agredir sexualmente a la mujer. Por estos hechos, la Fiscalía pide para el individuo una pena de 19 años de prisión.
Según el escrito del Ministerio Fiscal, los hechos ocurrieron sobre las 2.30 horas del 14 de septiembre de 2007, cuando el acusado, junto con otros tres individuos no identificados, «con ánimo de obtener un ilícito beneficio», acudieron al domicilio propiedad de la pareja, quienes vivían en él junto a su hijo de 11 años y se encontraban durmiendo en ese momento.
Allí, los cuatro forzaron la cerradura de una de las puertas de entrada, accediendo al edificio, localizado en un municipio cercano a Toledo. Con la cara tapada con pasamontañas o pañuelos y con guantes tipo jardinero, uno de ellos se quedó en la puerta de la habitación del hijo y los otros tres se dirigieron a la habitación principal, despertando a la pareja.
Mientras uno le ponía al hombre un cuchillo en el cuello, otro agarró por la muñeca a la mujer, preguntándoles por el dinero y la situación de la caja fuerte.
Como los propietarios les indicaron dónde guardaban joyas y objetos de valor, buscaron en los armarios y cajones del dormitorio, insistiendo en preguntar dónde escondían el dinero y la caja fuerte. En ese momento, pasaron a ambas víctimas al cuarto de baño adyacente al dormitorio principal, atándoles con corbatas las manos a la espalda y golpeando uno de ellos al hombre hasta dejarlo inconsciente. Posteriormente, lo metió en la bañera y lo reanimó con el agua de la ducha.
A continuación, los cuatro individuos obligaron a ambos propietarios a salir del baño, iniciando un recorrido por las distintas estancias de la vivienda en busca de dinero y objetos de valor. De este modo, y siempre según el relato de la Fiscalía, se dirigieron al salón, donde las víctimas indicaron que en un mueble había dinero en efectivo, lo que hizo que se apoderaran de unos 2.000 euros.
Así, continuaron bajando al garaje, donde señalaron a los presuntos ladrones la existencia de una caja fuerte, que se encontraba abierta y vacía. Los responsables continuaron insistiendo sobre la existencia de más dinero y otra caja fuerte, por lo que, golpeando a ambos con patadas y manotazos, los subieron nuevamente a la planta principal, quedando uno de los ladrones con el hombre mientras los otros obligaron de nuevo a la mujer a bajar con ellos al garaje.
Allí, al bajar por las escaleras, dos de los sujetos, uno de ellos no identificado, junto al acusado, cogieron por el cuello a la mujer, apretándole «hasta tal punto que le costaba respirar» y realizándole tocamientos. Una vez en el garaje, uno de ellos empujó a la mujer al suelo, teniendo esta las manos a la espalda, tras lo que procedió a agredirla sexualmente.
Seguidamente, volvieron a subir a la planta superior, donde encerraron al hombre, a la mujer y a su hijo en el cuarto de baño, huyendo del lugar.
En total, los cuatro individuos consiguieron como botín dos relojes marca Rolex y otro marca Breitling, así como 2.000 euros en metálico y diversas joyas, según la Fiscalía.
Por todo ello, el ministerio público considera que A.N. es responsable de un delito de agresión sexual, por el que pide una pena de 14 años de cárcel, y otro de robo con violencia en casa habitada, por el que reclama otros cinco años más de prisión.
La Fiscalía, en el escrito firmado el pasado mes de octubre, reclama al acusado una indemnización para la mujer de 9.000 euros y otra de 150 euros a al hombre por las lesiones sufridas, así como la cantidad que se fije en ejecución de la sentencia por los efectos sustraídos y los desperfectos. El individuo de origen albanés se encontraba en prisión provisional según el mencionado escrito.