El Gobierno tiene "en análisis" el aeropuerto de Casarrubios

La tribuna
-

Ha respondido a preguntas de un diputado 'popular' sin detalles. La valoración de la demanda y necesidad, así como las rutas de aproximación de salida y llegada, todavía han de ser concretados

El Gobierno tiene "en análisis" el aeropuerto de Casarrubios - Foto: Yolanda Lancha

El Gobierno de España, a través del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, se ha pronunciado por primera vez en un documento oficial al respecto del proyecto del aeropuerto impulsado en el actual aeródromo de Casarrubios, en la frontera entre la provincia de Toledo y la de Madrid, apuntando que está en estos momentos «en fase de análisis».
La cartera ministerial que dirige José Luis Ábalos se ha dirigido así en varias respuestas escritas al senador ‘popular’ por la provincia de Ávila Juan Pablo Martínez. En los tres textos, recogidos por Europa Press, indica que este proyecto pretende construirse aprovechando el espacio del aeródromo y se encuentra en fase de análisis «por parte del Ministerio y de la Agencia Española de Seguridad Aérea».
En sus preguntas, el parlamentario abulense se interesaba por varios aspectos del proyecto como el ámbito geográfico que puede verse beneficiado por este aeropuerto, qué tipo de actividad sería la que concentraría la instalación o si las rutas de aproximación para salida y llegada de aviones a esta futura infraestructura atravesarán la provincia de Ávila.
El Ejecutivo central ha explicado que con fecha 10 de junio de 2018 tuvo entrada en la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) escrito de ‘Air City Center’, en el que se solicitó la tramitación para la ampliación del Aeródromo de Casarrubios en un nuevo proyecto de aeródromo de uso público.
El 31 de julio de 2018, tuvo entrada en la Dirección General de Aviación Civil del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana un escrito del promotor mediante el cual solicitaba la compatibilidad del espacio aéreo para la ampliación del Aeródromo de Casarrubios y su paso de uso restringido a público.
Mediante oficio de 26 de noviembre de 2018, se requirió al promotor a que aportara documentación adicional que acreditara la necesidad de la nueva infraestructura propuesta desde una perspectiva ambiental, social, territorial y económica.

RUIDOS Y USOS. En relación con el mapa de ruido, se indica que, de acuerdo con lo establecido en el artículo 14, en relación con el artículo 3 i), de la Ley 37/2003, de 17 de noviembre, del Ruido, los mapas estratégicos de ruido se aprobarán exclusivamente para los aeropuertos de más de cincuenta mil movimientos por año, siendo este aeropuerto de menor tráfico al requerido por la normativa para disponer de un mapa estratégico de ruido.
 En cuanto a los usos y servicios que ofrecería el futuro aeropuerto de Madrid Sur, el Gobierno ha señalado que este se tratará de un aeropuerto para realizar operaciones de transporte comercial, de pasajeros, mercancías y correo, incluidos aerotaxis.
Por últio, en lo que respecta al impacto económico que tendría la infraestructura, el Ejecutivo central ha indicado que el promotor aportó en su momento documentación relativa al impacto y creación de riqueza que podría suponer la infraestructura aeroportuaria en el entorno de la ubicación propuesta, sin ofrecer más detalles sobre el mismo.
Con todo, el Gobierno de Pedro Sánchez ha señalado que el expediente de este futuro aeropuerto que se ubicará en el aeródromo de Casarrubios se encuentra «en fase de análisis» y por tanto muchos aspectos, como la valoración de la demanda y necesidad de la misma, así como las rutas de aproximación para salida y llegada, todavía han de ser concretados.

 

Plan Estratégico del Sistema Aeroportuario de Madrid 2020-2050
El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana encargó a la Sociedad Ingeniería y Economía del Transporte (Ineco) la elaboración de los trabajos iniciales del Plan Estratégico del Sistema Aeroportuario de Madrid 2020-2050. La encomienda, que ha tenido una fase de redacción de cinco meses, tiene como objetivo «llevar a cabo un estudio completo de las infraestructuras aeroportuarias actuales con el fin de planificar su crecimiento y/o construcción de otras nuevas que las complementen con el objeto de satisfacer las necesidades que se prevean a largo plazo».  
Con estas premisas parece claro que el Ministerio de José Luis Ábalos ha abierto por vez primera la puerta a la necesidad de construir un segundo aeropuerto en Madrid que sirva para descongestionar Barajas. 
Porque el aeropuerto puede tener espacio para seguir creciendo en el suelo pero no en el aire porque las operaciones de aterrizaje/despegue no son ilimitadas por cuestiones de tiempo. De hecho, la ampliación permitirá a Barajas pasar 90 operaciones por hora a 120 operaciones por hora. Pero ahí parece estar el límite y temporalmente no está muy lejos.
La construcción de una nueva infraestructura aparece, por tanto, como una de las dos opciones existentes y de ser la elegida, el Ministerio entiende que hay que ponerse a trabajar ya sobre ella porque un aeropuerto no se improvisa de la noche a la mañana. Y, lo que está claro, es que el centro peninsular no puede arriesgarse a tener grandes problemas operativos y/o de conectividad aérea, con lo que afecta a una industria tan importante como la aeronáutica.
«La construcción de una nueva infraestructura aeroportuaria tiene un importante impacto económico, social y territorial, con una afección acústica sobre una población que antes no estaba expuesta al ruido aeronáutico. Previendo una tramitación dilatada es necesario abordar el análisis de planificación del Sistema Aeroportuario de Madrid en el corto plazo que permita a largo plazo la puesta en funcionamiento del nuevo sistema antes de que se alcance la saturación de la capacidad», asegura textualmente el encargo que la Secretaría de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda realizó a Ineco el pasado mes de julio por importe de 229.921 euros y que debe estar ya redactada ateniéndose a los plazos.
En este escenario, la propuesta de Air City Madrid Sur cobra relevancia.
Y es que esta compañía siempre ha defendido la necesidad de un segundo aeropuerto para Madrid y que la única opción real y cuya tramitación ya está muy avanzada -el proyecto ha sido declarado de interés regional por la Comunidad de Madrid- es la de Casarrubios del Monte.