«El gol me dio una dosis tremenda de confianza»

Raquel Jiménez
-
Cristian, el domingo durante el choque ante el Real Murcia. - Foto: Ferrero

Cristian Fernández, jugador del CF Talavera, asegura que sintió alegría por el tanto de la victoria que marcó el domingo, pero también «rabia e impotencia por todo el año»

El futbolista del CF Talavera, Cristian Fernández, marcó el domingo el tanto de la victoria por 1-0 frente al Real Murcia. En declaraciones a este periódico, ha señalado que «a nivel particular estoy muy contento porque no está siendo un año bueno, con lo que me dio una dosis tremenda de confianza». Y, por supuesto, en el plano colectivo, este tanto contribuyó a «ayudar al equipo con una victoria importante porque los de abajo habían hecho resultados que nos favorecían». En definitiva, «dimos un golpe en la mesa»;y aunque «podemos estar tranquilos», deja claro que «para nada está hecho todavía» la consecución de la permanencia.
El futbolista ha participado hasta ahora en la presente temporada en 25 encuentros, de los que siete han sido desde la titularidad, con 770 minutos y tres goles:«Intento ayudar de la manera que sea posible». Reconoce que «no estoy teniendo los minutos que uno quisiera». Trabaja día a día, «esperando que la oportunidad me pudiera llegar, lo ha hecho e intentando aprovecharla y si es ayudando al equipo con goles, mucho mejor».
Dado que esta situación de Cristian persiste desde principio de temporada, reconoce que se planteó marcharse en el mercado de invierno, dado que «entrenas bien, pero no ves la recompensa». Pero, por otra parte, «piensas, de forma ilusa o no, en que te puede llegar la oportunidad y es por eso, por ser muy cabezón». Aunque «es cierto que se te pasa por la cabeza»;de todos modos, ahora su único empeño es «cumplir el objetivo del Talavera».
En cuanto al tanto del domingo, no se vio a Cristian rebosante de alegría cuando marcó en el minuto 39;el futbolista explica que «era un poco de todo; está claro que un gol te da mucha felicidad, pero también era un poco de rabia y de impotencia por todo el año».
A lo que se une su carácter ya que confiesa que «tampoco soy una persona que exteriorice mucho los sentimientos, con lo que igual parece que no estoy contento, pero qué va». Y la muestra es que «cuando acabó el partido y la tensión se relajó, pues disfrutando del resultado y del gol».
Y un tanto con una dedicatoria muy especial al vicepresidente del CF Talavera, Federico Gómez, que volvió a El Prado, tras una intervención quirúrgica: «Cualquier compañero que hubiera marcado, se lo hubiese dedicado. Y ¿qué vamos a decir de él? Está totalmente implicado con el club y siempre ha estado ahí con nosotros».
Un 1-0 que llegó en un minuto muy psicológico, en el 39, y ante un Real Murcia histórico, pero que ha atravesado esta temporada por graves problemas económicos, lo que se tradujo en el campo: «El objetivo del ascenso lo tiene complicado y fuera de casa parecía un equipo muy normal, pese a la entidad y el nombre que tienen». Es más, «nosotros tuvimos  más ocasiones que ellos».
Ibiza. El CF Talavera visita este domingo (12,00 horas) el campo del Ibiza, otro conjunto que no está cumpliendo con sus expectativas de entrar en los puestos de lucha por el ascenso: «Es un equipo con mucha proyección y con mucho presupuesto». Resulta una muestra de que «el dinero te asegura firmar a ciertos jugadores, pero no el éxito». La consecuencia es que «no están saliendo las cosas como quieren y éste (Pablo Alfaro) es el tercer entrenador esta temporada». Pero los blanquiazules irán, por descontando, sin ninguna confianza, porque como afirma Cristian, el estadio de Can Misses «no deja de ser un campo complicado». Aunque resalta que «nosotros estamos en una buen línea, llevamos tres partidos sin perder, vamos allí a intentar ganar y, si no se puede, pues un punto vendría muy bien, si lo podemos hacer bueno en casa contra El Ejido».
El conjunto de Alcoy, al igual que ocurrió ante el Badajoz y el Real Murcia, volverá a tener bajas, pero el Talavera ha demostrado el potencial de todos sus integrantes: «El equipo está físicamente muy preparado, pero sobre todo hay que estarlo mentalmente; gente que está jugando menos, como es mi caso, o aquella que está rotando debe estar preparada». Otro aspecto positivo es que «el equipo es multifuncional».