scorecardresearch

García Élez: «Queremos un río vivo y oxigenado»

C. S. Jara
-

«Llegaré donde haga falta hasta que se cumplan los caudales mínimos», aseguraba la alcaldesa en el Debate sobre el Estado de la Ciudad, además de reiterar la exigencia del fin del trasvase

García Élez: «Queremos un río vivo y oxigenado» - Foto: Manu Reino

La alcaldesa de Talavera, Tita García Élez, ya pidió la semana pasada que se desembalse más agua desde los pantanos de Entrepeñas y Buendía para aumentar el caudal en el río Tajo en la ciudad. Lo hizo tras constatar que se estaba incumpliendo desde hacía días el caudal mínimo legal y al tiempo que advertía que si es necesario acudirá a los tribunales para evitarlo.

Con la misma rotundidad se pronunciaba este martes en su discurso durante el Debate sobre el Estado de la Ciudad, cuando afirmó: «Estoy dispuesta a llegar donde haga falta hasta garantizar que se cumplen los caudales mínimos fijados legalmente», aseguró.

García Élez insistió ante la Corporación municipal en reclamar el fin del trasvase Tajo-Segura, que definió como su objetivo, y habló de la necesidad de cuidar «el patrimonio natural, por excelencia, de la ciudad: el río Tajo».

«Tenemos que alegrarnos, como no puede ser de otra manera, del cambio de actitud del Gobierno nacional con el nuevo Plan Hidrológico de la cuenca», dijo la alcaldesa con respecto al aumento de caudales a su paso por Talavera en el nuevo plan de cuenca, que sitúa el caudal en 16 metros cúbicos por segundo entre octubre y diciembre, 24 de enero a marzo, 19 de abril a junio y 13 de julio a septiembre. Este aumento ha sido muy criticado por colectivos medioambientales, que lo consideran escaso, algo que también reconoció la primera autoridad de la ciudad: «Que no es suficiente, estoy totalmente de acuerdo, soy la primera, pero que es más que los 10 que estaban hasta la fecha es una realidad matemática».

García Élez aprovechó la celebración del Debate sobre el Estado de la Ciudad para insistir en la necesidad de mejoras para el Tajo. «Lo diré hasta la saciedad, queremos un río vivo y oxigenado, con agua en cantidad y en calidad; para eliminar cualquier problema de salubridad y para que los talaveranos y talaveranas puedan disfrutar de su río y la ciudad siga creciendo de su mano», señaló.  

Entre los avances que se han registrado en los últimos tiempos citó también como «una buena noticia» la rebaja de 38 a 27 los hectómetros cúbicos trasvasables para el Acueducto Tajo-Segura, aunque añadió: «Buena noticia, pero no satisfacción; porque para esta alcaldesa y para este Gobierno el objetivo es el fin del trasvase». En este punto aprovechó para pedir el apoyo del resto de los grupos políticos representados en el Ayuntamiento. 

Hace apenas una semana, el Ayuntamiento anunció que está barajando la posibilidad de denunciar a la CHT por incumplir en Talavera el caudal mínimo legal, fijado en 10 metros cúbicos por segundo. La alcaldesa aseguraba haber pedido explicaciones al presidente de la CHT además de trasmitirle «nuestro malestar y nuestro enfado ante la situación en la que está actualmente el río Tajo a su paso por la ciudad de Talavera». 

Se refería así al incumplimiento del caudal mínimo legal: «Hemos conocido como en días anteriores a esta semana se ha tenido el caudal por debajo del mínimo legal establecido que son esos 10 hectómetros cúbicos por segundo. Es decir, se ha incumplido la normativa por parte de la propia Confederación y, sobre todo, se está incumpliendo de manera recurrente durante esta semana», ha señalado. 

Esta falta de agua en el cauce ocasiona diversos problemas de salubridad, entre ellos la proliferación de algas y de plagas de mosquitos, contra las que se lleva meses actuando, además del evidente deterioro del cauce y del patrimonio natural del propio río Tajo.