Page lamenta el populismo del PP con el nuevo hospital

E. Press
-

Ha lamentado que el Partido Popular esté "jugando al populismo" a cuenta de mantener cerrado el nuevo hospital de Toledo durante el avance del coronavirus, recordando que es una infraestructura en proceso

Nuevo hospital de Toledo. - Foto: Yolanda Lancha

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha lamentado que el Partido Popular esté "jugando al populismo" a cuenta de mantener cerrado el nuevo hospital de Toledo durante el avance del coronavirus, recordando que es una infraestructura "en proceso de montaje" que, si bien está a disposición del Ejército por si fuera necesario abrirlo en forma de hospital de campaña, no sería oportuna para forzar a un proceso de "mudanza" en estos momentos.

En una entrevista con Antena 3, recogida por Europa Press, García-Page ha considerado que ese "populismo" de los 'populares' "es más propio de otros extremistas", y es algo que no se esperaba del partido liderado por Paco Núñez en la región.

Tras recordar al PP que cuando gobernó en la región paró esta obra "y cambió un proyecto que ha costado años retomar", ha criticado que al principio de la crisis prometieran "ser leales y echar una mano" al Gobierno en la gestión sanitaria. "Cuando me digan que van a echarme una mano, que especifiquen a qué parte del cuerpo".

Además, ha puesto el acento en que el la ciudad de Toledo aún hay 120 camas libres, lo que hace innecesario por el momento aperturar nuevos espacios, a lo que ha añadido que una clínica privada cercana al Hospital Virgen de la Salud cuenta con otras 60 camas que podrían utilizarse cuando sea necesario. "¿A quién se lo ocurre empezar una mudanza?", se ha preguntado.

Con todo, ha abundado en que "el problema no es el espacio" disponible, sino el número de profesionales. "Y no hay que distraer con mudanzas a los profesionales que están dando el quinientos por cien".

"Me molesta esa demagogia. Que no engañen a la gente. Hay muchos problemas y gente falleciendo. Entiendo que la imagen de un gran hospital cerrado es curiosa, pero no deja de ser populismo barato", ha zanjado.

Ha sacado pecho por la recuperación de los servicios sanitarios durante sus dos mandatos, recordando que ahora hay "4.500 profesionales más que hace cinco años y se ha pasado de tener 107 camas de UCI a 360".