Condena de 18 meses de cárcel por cortar la cara a un menor

E. P. - LT
-

Orden de alejamiento a 500 metros y 1.500 euros de multa para el agresor confeso, que no tendrá que pasar por prisión siempre y cuando no delinca en los próximos dos años

Condena de 18 meses de cárcel por cortar la cara a un menor - Foto: Yolanda Lancha

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número uno de Toledo ha condenado al agresor de un menor de 16 años en la capital regional, al que causó varios cortes en la cara, aunque ha dejado en suspenso la pena a condición de que el procesado no delinca en dos años.
Esta decisión del juzgado se produce, según han informado a Europa Press fuentes judiciales, después del juicio rápido por estos hechos que se celebró este miércoles en el juzgado toledano, donde el procesado reconoció ser el autor de la agresión.
También ha sido condenado a indemnizar a la víctima con 1.500 euros y a la prohibición de aproximación a ella a una distancia de 500 metros, así como a la prohibición de comunicación con la misma durante dos años.
Con todo, según las fuentes judiciales consultadas, la defensa y el Ministerio Fiscal interesaron la suspensión de la pena de prisión -no de la responsabilidad civil ni de la prohibición de acercamiento y comunicación- a condición de que el condenado no delinca en un periodo de dos años. El Juzgado accedió a dicha petición de suspensión y la sentencia es firme.
El joven condenado, de 18 años de edad, fue detenido en la tarde-noche del pasado lunes tras la investigación iniciada por la Policía Nacional tras unos hechos que tuvieron lugar sobre las 11.43 horas en la Avenida de Europa de la capital regional.
Hasta el lugar se desplazaron agentes de la Policía Nacional y una UVI móvil, que tras atender al menor lo trasladaron al Hospital Virgen de la Salud.
Por su parte, el menor agredido amenazó de muerte a su agresor en un vídeo grabado y difundido por él mismo momentos después de realizarle el corte en la cara. «Hermano, me acaba de apuñalar (nombre del agresor). Llama a todos esos chavales ya, que bajen a Toledo, ya, que los tenemos que matar», fue el mensaje que difundió mientras mostraba el corte limpio que presentaba en la cara, desde la comisura del labio izquierdo hasta la mitad de la mejilla.