scorecardresearch

La biblioteca del Polígono reabrirá en septiembre

M.G
-

El edificio ya se ha remodelado y las instalaciones se abrirán mañanas y tardes. El resultado de esta ampliación de horario se trasladará a otras bibliotecas municipales en función de su resultado

La biblioteca del Polígono reabrirá en septiembre - Foto: V. Ballesteros

La biblioteca municipal del Polígono está ultimando su costosa rehabilitación, una obra que lleva en marcha más de dos años, puesto que comenzó en mayo de 2020, en un edificio emblemática, con premio de arquitectura incluido, que ha sido bastante problemático en los últimos años debido a las goteras y al punto de vista funcional. 

Si bien, Tolón afirmó esta mañana que está previsto que la biblioteca vuelva a abrir sus puertas en septiembre para dar servicio a los vecinos en horario de mañana y de tarde. 

La biblioteca, que pasará a llamarse Almudena Grandes, como homenaje a la escritora fallecida, tal y como se dio a conocer a principios de año, pondrá en marcha también el turno de mañana del que no disponía. Se trata de una iniciativa experimental, puesto que este edificio se sitúa a ocho kilómetros de la Biblioteca regional. En caso de que tenga buena acogida, el Ayuntamiento también irá implantando el turno de mañana en el resto de bibliotecas municipales de la ciudad.

La remodelación de la biblioteca se ha topado con retrasos por la pandemia, puesto que tuvo que posponerse hasta que la situación se estabilizó en la primavera de 2020. 

La obra, con un coste que supera el medio millón de euros, un 80% a cargo de los fondos europeos Feder, se adjudicó a la Unión Temporal de Empresas integrada por 'Desarrollos técnicos Ardosan' y 'Saturnino Gómez', para la reforma integral de las cuatro plantas debido al deterioro y las deficiencias, incluidas en la electricidad y la climatización, que asomaban en este edificio desde hace tiempo. 

Además, Tolón recordó que el Ayuntamiento también ejecutó una obra de iluminación que en principio no estaba prevista, pero era necesaria para mejorarla y dotar de mayor seguridad los alrededores de un edificio que usan unos 30.000 usuarios al año.