Las ganaderias bravas de los pueblos

DOMINGUÍN/MARIO GÓMEZ
-

Más de 30 explotaciones ganaderas toledanas, abastecen a la mayoría de los municipios de la provincia, conservando ganaderías con gran solera y tradición

Gran encierro de Piedraescrita lidiado en el Real de San Vicente. - Foto: Óscar G.M.

El grueso de las ganaderías que hay en nuestra geografía provincial, no son la elite, ni aquellos que lidian corridas de toros de forma habitual, como ya tratamos en la primera entrega sobre los animales bravos lidiados. Son más de 30 explotaciones, de todas las dimensiones y características, de diferentes sangres y encastes, que en manos de románticos y enamorados de los legados heredados muchas veces de sus antepasados.
Aquí analizaremos desde aquellos que tienen un volumen importante de cabezas de ganado, a aquellos que de manera testimonial continúan con los animales bravos, compaginando con otra rentabilidad las fincas.
Son aquellos hierros que en 2019 no han lidiado cuatreños o cinqueños más allá de algún animal de forma puntual, aunque alguno de ellos, seguro que lo harán en breve pues son casas con un número importante de vacas madre y grandes sementales que dan frutos muy cotizados por ayuntamientos y organizadores. Pero la coyuntura económica actual y el ajuste del sector hace que oscilen los festejos en número y tipo, apartando de manera temporal divisas con solera y que todavía nos tiene que dar grandes alegrías.
'El Montecillo' acaparó todos los galardones con 'Ratonero' en Yuncos.'El Montecillo' acaparó todos los galardones con 'Ratonero' en Yuncos. - Foto: Carlos Pinto‘El Montecillo’ ha pasado la temporada pasada por uno de los cambios más importantes en su devenir. Paco Medina, propietario y creador de la excelente vacada, nos dejó en el mes de septiembre. Aunque su nieto David Sánchez Medina, ya llevaba tiempo compartiendo con el titular las labores propias de la dirección de la ganadería. Pero desde el fallecimiento de Paco Medina, ha sido su nieto el que ha cogido las riendas del legado de su abuelo con un apasionante proyecto por delante. El toro de San Blas de la edición de la temporada pasada, fue ‘Ratonero’ un ejemplar castaño de gran trapío que dio un gran juego, siendo premiada la ganadería por la Asociación Toro Enmaromado de Yuncos.
Dentro de este grupo de ganaderías destacan, por el número de animales, los hierros de Mariano de León y Dehesa de Valhondillo. El primero, en la novillada picada celebrada en Casarrubios, lidió un bravo utrero al que Marcos le cortó las dos orejas y de nombre ‘Betunils’. Dos novilladas sin picadores en este mismo coso, otras sendas en Cebolla y Pelahustan (con dos vueltas al ruedo a dos animales), otro festejo sin picadores en Valmojado (vuelta al ruedo a un novillo), se unen a localidades como Portillo, Palomeque, Carranque o Mocejón, donde han visto lidiarse los astados de esta divisa. Además de la petición de indulto a ‘Esparraguito’ en Villaviciosa de Odón o los rabos paseados por Lama de Góngora (además de seis orejas) y Raúl Rivera (tras una gran faena al toro de nombre ‘Artista’) en la corrida de toros de San Bartolomé de Pinares.
Los astados de Dehesa de Valhondillo, destacaron en el festejo de Navalcán con un gran salto de calidad y bravura con tres novillos muy buenos destacando ‘Pelucho’ lidiado por Abraham Reina, ‘Doblador’ que le tocó a Morenito de Aranda y ‘Nubado’ que fue premiado con la vuelta al ruedo y lidiado por Luis Bolívar. En el festival en Segurilla, ‘Perdonado’ y ‘Batuto’ fueron premiados con la vuelta al ruedo por su empuje en la muleta hasta el final.  Malpartida de Plasencia pudo ser el cenit del año de esta vacada, con una novillada picada muy brava y cinco novillos de nota alta, donde destacó ‘Dirigido’ al que se le pidió el indulto, premiándole con la vuelta al ruedo. Para la temporada 2020 hay apartados 4 ó 5 festivales con la ilusión que tienen de ver los productos de un semental que estuvo padreando dos años de Los Guateles vía Cayetano Muñoz.
La sonsecana ganadería de La Olivilla ha visto lidiar sus productos en varias localidades. Precisamente Sonseca fue testigo de uno de los momentos más laureados de su corta historia. En el certamen ‘Promesas de Nuestra tierra’, en el festejo celebrado por la festividad de San Juan y dentro de la novillada sin picadores, saltó al ruedo ‘Ferianto’ un animal premiado con el indulto y que correspondió al novillero toledano Miguel Zazo. Además de ello, en Villasequilla echó dos novillos y cuatro becerros, para los encierros de La Puebla de Montalbán embarcó dos vacas, en Miguel Esteban participó en su festival con cuatro  erales y Villaluenga con una vaca. Esta ha sido la temporada de esta ganadería, que prepara ya un 2020 que se plantea bastante halagüeño.
Los hierros de Mariano y Carmen Arroyo, volvieron a estar presentes en diversos festejos. Los animales. Desde Malabrigo, salieron dos animales con destino al concurso de recortes celebrado en Talavera de la Reina, además del concurso de recortes de Méntrida, participaron en la clase práctica celebrada en Nuño Gómez y en la novillada sin picadores de Santa Olalla. Desde Dehesa de San Pablo, salieron una decena de animales, cuatro novillos lidiados en Villamuelas para alumnos de la Escuela Taurina de El Juli, un novillo en el festival de Santa María de los Llanos, cuatro en Villalba del Rey y un gran novillo en Fuentidueña de Tajo lidiado por Álvaro Burdiel que cortó dos orejas. Para esta recién comenzada temporada 2020, cuentan con una novillada picada, lista para lidiarla.
Los pupilos de Carlos Serrano, estuvieron presentes en El Pedernoso, con un novillo para rejones y otro para recortes, en las becerradas de Aldea en Cabo, Villanueva de Bogas, Turleque, Cobeja y Novés y en varias sueltas de reses. Aguardan ya en los cercados los animales a lidiar el próximo año, que según adelanta su ganadero seguirá líneas parecidas.
La divisa de Piedraescrita, de Félix Maqueda, lidió en Castillo de Bayuela en su tradicional festival sin caballos del 8 de septiembre. Además, en San Román de los Montes y Real de San Vicente donde enviaron tres erales de muy buena condición, destacando el número 9 de nombre ‘Cautivo’ y el número 2, al que la Peña ‘El Piélago’ de dicha localidad le dio el premio de la feria de El Real.
También en Castillo de Bayuela estuvo presente la ganadería de La Laguna, cuatro erales para las dos novilladas sin caballos que se celebraron en la localidad los días 7 y 9 de septiembre. Además, Sotillo de las Palomas vio también el juego de los animales que pastan en esta localidad.
La Torre de Esteban Hambrán, Méntrida, Quismondo y Magán fueron los ruedos donde lidió Ramón Carreño en 2019. Además de ellos, Alcalá del Júcar, Alarpardo y el festival celebrado en Esquivias disfrutaron con los productos de esta ganadería toledana. Precisamente Esquivias fue el destino de uno de los erales de Juan García Rivera.
El hierro de Coto de Lindes por su parte, aportó los animales lidiados en el festejo de rejones celebrado en Navalcarnero y un toro de cajón en Villanueva del Pardillo. Una de las ganaderías más jóvenes de la tierra, la de Los Candiles, de Menasalbas, lidió una res en el festival sin picadores de Mocejón y dos animales más, en el festival de Corral de Almaguer un añojo y un animal más en Villaseca de la Sagra en el festival homenaje a Víctor Barrio y fue estoqueado por Diego Urdiales.
Precisamente en la plaza de toros de Villaseca de la Sagra, fue donde los Hnos. Sánchez de León, lidiaron una novillada sin picadores, correspondiente a la final del certamen Alfarero de Plata que se llevó el valenciano Miguel Polope. Santiago del Pasil, lidió en el festejo de recortes de Talavera y en el tentadero de Méntrida, José Manuel Escolar, estuvo presente en las novilladas de Pepino y San Román de los Montes y Laura Velasco en Villarrubia de Santiago en un festejo de rejones.
Los santacolomas de Adolfo Rodríguez de Montesinos, además de su presencia en festejos populares, viajaron desde Oropesa hasta Zestoa (en el País Vasco) para dos novilladas sin picadores de dos novillos cada una.
Dos clases prácticas en Pantoja y Esquivias fueron las participaciones en 2019 de la ganadería más nobel de la provincia, la de Sagrario Moreno Béjar.
Hay otras ganaderías que siguen por su camino propio, trabajando e intentando sacar buenos productos que ofrezcan bravura a los pueblos. Este es el caso de la vacada que se lidia a nombre de Bellos Montes, que está refrescando la sangre con la aportación de nuevas líneas, fruto de lo cual vimos destacados erales en Esquivias. El año 2019 fue similar en festejos para las divisas de Sagrario Huertas, Víctor Huertas y Benjamín Gómez.