Diversión y bellas estampas, la otra cara de la nieve

F. J. R.
-

Toledo ha sufrido como nunca los efectos de una nevada que ya es histórica, pero junto a las incidencias y el riesgo, los vecinos han disfrutado llenando de muñecos de nieve la ciudad y hasta esquiando

Diversión y bellas estampas, la otra cara de la nieve

El temporal de nieve ha puesto en jaque a la ciudad durante varios días. Los servicios de emergencia no daban abasto para atender la cantidad de incidencias, que en algunos momentos del día superaron las doscientas. Especialmente cruda fue la tarde y la noche del viernes, cuando el peso de la nieve colapsó cubiertas y provocó la caída de muchos árboles en casi todos los barrios de la ciudad.

Toledo ha vivido momentos duros con la que ya es la peor nevada que se recuerda en la historia de la ciudad, pero la borrasca Filomena también ha dejado momentos para el ocio y el esparcimiento, dejando hermosas estampas navideñas más propias de otros países.

Especialmente surrealista era la aparición en la mañana del viernes de esquiadores en la plaza de Zocodover. Calzados con sus esquíes y pertrechados con todo el equipo, como si fueran a directos a Gredos o Sierra Nevada, estos atrevidos personajes no dudaron en lanzarse por algunas de las cuestas más empinadas de la ciudad. La de Cervantes, pasado el Arco de la sangre, fue víctima propiciatoria de varios vídeos que quedarán ya para el recuerdo.

Diversión y bellas estampas, la otra cara de la nieveDiversión y bellas estampas, la otra cara de la nieveLos niños han sido sin duda los que más han disfrutado la gran cantidad de nieve que ha caído durante estos días en la ciudad. Desde los primeros copos se lanzaron a las calles en busca de trozos de nieve virgen para hacer muñecos de nieve. A borrasca ha dejado muchos ejemplos de estilos diversos, desde el muñeco de nieve de cabeza cuadrada, hasta los acaparaditos, pasando por gigantes de hasta cuatro cuerpos de nieve. Todo lo que la imaginación y la ingente cantidad de nieve ha permitido, ya que muchos no estaban acostumbrados a disponer de tanta materia prima para sus muñecos, cuando en otros años costaba tan siquiera que levantaran un palmo del suelo.

Junto a los esquiadores, otra de la figura que se ha visto mucho estos días en la ciudad es la de los trineos. Improvisados, en cajas de cartón o bolsas de basura, o los más previsiones con sus modelos de plástico, pero lo cierto es que han sido el juguete perfecto en el final de las navidades. Y es que, aunque los reyes Magos han dejado las casas cargadas de regalos, grandes y pequeños no han dudado en echarse a la nieve para disfrutar de una diversión que se hace muy cara de ver en Toledo.

La ciudad, ya bella de por sí, se ha visto cubierta estos días con un manto blanco que también ha despertado la creatividad de los fotógrafos más aguerridos. La nieve tiene ese contraste. Por un lado belleza, y por otro, peligro.

Más fotos:

Diversión y bellas estampas, la otra cara de la nieve
Diversión y bellas estampas, la otra cara de la nieve
Diversión y bellas estampas, la otra cara de la nieve
Diversión y bellas estampas, la otra cara de la nieve
Diversión y bellas estampas, la otra cara de la nieve
Diversión y bellas estampas, la otra cara de la nieve