scorecardresearch

Justicia rescata el proyecto del Instituto de Medicina Legal

M.G.
-

Quince empresas han presentado sus propuestas al proyecto de este edificio, que parte con un presupuesto base de licitación de 485.250 euros

Justicia rescata el proyecto del Instituto de Medicina Legal

El Ministerio de Justicia ha vuelto a incluir en su agenda el proyecto del Instituto de Medicina Legal y esta vez  parece que no se trata de aquella famosa frase ‘que viene el lobo’ del cuento de Caperucita y el animal nunca llegaba. La construcción del edificio que acogerá en un futuro a los forenses tardará tiempo, pero ya está en marcha la licitación para la redacción del proyecto, un primer paso que confirma que finalmente se levantará un edificio de dos plantas, con sótano y semisótano en la parcela de la calle Dinamarca que cedió el Ayuntamiento de Toledo hace diez años tras un largo periodo de conversaciones para abordar la tramitación y los criterios de esa cesión a 75 años.

La Junta de Contratación del Ministerio de Justicia puso en marcha en otoño la licitación para la redacción del proyecto, la ejecución y coordinación de seguridad y salud de este edificio a través de un procedimiento ordinario al que se han presentado quince empresas que enviaron su propuesta antes del 18 de noviembre. La mayoría de ellas concursan como unión temporal de empresas (UTE), pero también hay potentes despachos de arquitectos, el de Andrés Perea Ortega y Aranguren& Gallegos Arquitectos, entre otros, interesados en esta infraestructura que repetirá un modelo similar a otros institutos de medicina legal construidos en los últimos años. 

En principio, el presupuesto base de licitación se ha fijado en 485.250 euros, y como suele ser habitual la oferta económica puntuará alto a la hora de adjudicar un contrato de este tipo, aunque también se tendrán en cuenta la solución arquitectónica y urbanística al programa funcional, el plan de control de calidad y la cualificación del personal adscrito al contrato, entre otros criterios técnicos. Si bien, la licitadora que resulte adjudicataria tendrá que cumplir con los plazos y tener listo el proyecto en 21 meses como máximo.

De momento, la licitación está sufriendo un pequeño retraso, ya que aún no se ha adjudicado el proyecto a pesar de que en principio estaba prevista la apertura de la oferta económica para inicios de diciembre. Si bien, desde la Junta de Contratación del Ministerio de Justicia informan que aún están esperando «el informe técnico por parte de la unidad proponente de la licitación»  antes de la apertura de las ofertas económicas.

condiciones. La licitación del proyecto del Instituto de Medicina Legal está pasando bastante desapercibida de cara a la opinión pública a pesar de su importancia, ya que la construcción de este edificio empezó a idearse en 2008 y todo indicaba que comenzaría a gestarse en 2010, pero la crisis económica aparcó un proyecto necesario y urgente, puesto que la plantilla forense realiza sus labores en varias instalaciones, no dispone de una sala de autopsias en condiciones y usa las dependencia del cementerio municipal desde hace años.

El edificio se construirá sobre una parcela de 2.150 metros cuadrados que permite una edificabilidad ilimitada y una ocupación en planta del 100%. Dispondrá de sótano, semisótano, planta baja y primera. Si bien, «por razones de seguridad» el aparcamiento se ubicará en superficie y dispondrá de, al menos, una treintena de plazas, según se refleja en el pliego de  prescripciones técnicas de la licitación. 

Las distribución de las plantas del inmueble dependen de las exigencias específicas de unas instalaciones especiales «que no son las habituales de los edificios públicos de uso administrativo». Por tanto, en el sótano se ubicarán las instalaciones generales, la específicas (digestores, depósito de gases, informática y cuarto de calderas), el almacén, el archivo y un ascensor para camillas y piezas de almacén. 

La planta semisótano dispondrá de acceso para el furgón, recepción de cadáveres, el almacén de suministro de gases medicinales, la sala de autopsias, los aseos y vestuarios, la sala de cámaras frigoríficas, el laboratorio de anatomía patológica, la sala de rayos x, salas de identificación de cadáveres con acceso a personal externo, la zona del personal de guardia, con las correspondientes duchas y vestuarios del personal.

Además, la planta baja acogerá la recepción, las consultas externas, salas de espera, despachos de psiquiatría, psicología y trabajadores sociales, aseos, sala de reconocimiento de detenidos, sala de reconocimiento y oficina de funcionarios.

Por último, la planta primera incluirá la biblioteca, una sala de juntas, un aula de formación, despachos de médicos forenses y secretaría, entre otras estancias. El edificio se rematará con una planta de cubierta en la que se implantará la climatización.