scorecardresearch

Toledo anota más de medio millón de pernoctaciones en 2021

M.G
-

El turismo se ha recuperado con rapidez en la ciudad, con 111% pernoctaciones más que en 2020. Aun así, no se ha vuelto a la normalidad del todo porque 2019 cosechó un 41,9% más

Toledo anota más de medio millón de pernoctaciones en 2021 - Foto: Javier Pozo

Positivo. La palabra no tiene que ver con un contagio por covid, sino con los datos del Instituto Nacional de Estadística ofrecidos sobre el sector turístico en diciembre, un mes que se despidió en Toledo con un aumento en pernoctaciones del 3,6% a pesar del frío, de la sexta ola del coronavirus y de la prudencia de muchos ciudadanos que decidieron extremar las precauciones para evitar contagios en las comidas y cenas navideñas.

Toledo mantuvo en diciembre 52 establecimientos hoteleros abiertos, cuatro menos que en noviembre y ocho menos que en 2019, el año que siempre se toma como referencia para comparar el sector porque aún no había irrumpido la pandemia. El turismo tuvo un buen comportamiento en el último mes del año, continuó su escalada en la ciudad y registró 57.697 pernoctaciones, 2.034 más que en noviembre.

Si bien, el sector sigue necesitando un pequeño empuje para alcanzar las cifras de 2019 porque las pernoctaciones aún quedan lejos, concretamente, a un 12,1%. Aun así, la lectura es halagüeña si se tiene en cuenta que el turista extranjero está volviendo a cobrar peso desde otoño y Toledo ya supera las 10.000 pernoctaciones mensuales de visitantes internacionales.

Los hoteles aumentaron su ocupación y facturación en diciembre, pero lo cierto es que a pesar del incremento en las pernoctaciones la encuesta refleja una pérdida de viajeros en relación al mes anterior. La ciudad recibió 34.845 turistas, contando con españoles y extranjeros, frente a los 35.473 que visitaron Toledo en noviembre. Aun así, algunos días concretos el Casco estuvo abarrotado, como suele ocurrir en los puentes, una situación que abre el debate para la búsqueda de medidas que ayuden a conciliar la vida turística con la residencial.

La estancia media de los viajeros ofrece datos menos llamativos quizá, pero de gran importancia para una ciudad que se esfuerza en resultar lo más atractiva posible con una intensa actividad cultural que complementa su incalculable valor patrimonial. En diciembre, los turistas pasaron de media 1,66 días en la capital, con lo que el hospedaje va ganando terreno teniendo en cuenta que en 2019 la cifra se sitúo en 1,52 días.

Aun así, las administraciones, los empresarios y el sector social y cultural tienen que ir avanzando para aumentar las pernoctaciones en una ciudad que es imposible visitar en poco más de día y medio. No obstante, también está encima de la mesa el reto de conseguir un turismo más sostenible y para ello el Ayuntamiento dispondrá de un plan específico que contribuirá también a modernizar el sector y a ir adaptándolo a las necesidades y demandas del turismo.

buena salud. Las cuentas están echadas y Toledo salió bastante bien parada a nivel turístico a pesar de que aún continúe la pandemia. Las pernoctaciones se convierten en una buena herramienta de análisis desde hace tiempo. Sin ir más lejos, los establecimientos hoteleros de la ciudad contabilizaron más de medio millón de pernoctaciones el año pasado, concretamente 535.464, una cifra llamativa si se atiende al contexto actual, ya que supone un 111% más que las pernoctaciones de 2020, el año que más ha sufrido el sector, y está a falta de un 41,9% para alcanzar las de 2019.

El turismo extranjero continúa siendo la asignatura pendiente a pesar del esfuerzo de los touroperadores y su recuperación va más lenta por las sucesivas olas de covid, las distintas restricciones sanitarias que se aplican y el miedo a la movilidad que también asoma en parte de la ciudadanía. El año pasado se registraron 91.079 pernoctaciones de turistas extranjeros, 239.075 menos que en 2019. Aun así, 2021 ganó 30.514 pernoctaciones en comparación con 2020.

Los establecimientos hoteleros pusieron a disposición del sector unas 2.026 habitaciones, 17 menos que en noviembre, con un número de plazas estimadas de 4.075. Además, la encuesta del INE permite analizar otros datos que ayudan a completar la radiografía de un sector vital para la economía de Toledo, como el grado de ocupación que, en líneas generales, fue de un 45,06%, un 0,2% más que en noviembre.

A pesar de que la ciudad recibe turistas todos los días, los fines de semana son mucho más numerosos y se traduce en un buen aumento de las pernoctaciones. En este caso, los hoteles mantuvieron una ocupación media de 55,9% en diciembre, aunque aquí el porcentaje es bastante inferior al que se obtuvo en noviembre, con un grado de ocupación del 70,5% las noches del viernes y los sábados.

El mercado turístico ha cogido carrerilla desde el pasado verano y cada vez está más fortalecido. Buena prueba de ello es que prácticamente están abiertos todos los establecimientos hoteleros y disponen de sus plantillas al completo. En diciembre, por ejemplo, trabajó un total de 453 empleados, 15 más que en el mes de noviembre. Atrás quedaron los ERTES decretados por el Gobierno desde que irrumpió la pandemia ante la falta de actividad.

El sector tendrá que esperar unos días para comprobar el comportamiento del mes de enero. Las previsiones iniciales son buenas para 2022, un año marcado por el VIII Centenario del Nacimiento del rey Alfonso X 'El Sabio', que promete numerosas actividades culturales. También la vacunación y las escasas restricciones en relación al covid están ayudando a empujar al sector para que recupere lo antes posible las ansiadas cifras de 2019.