scorecardresearch

El turismo coge impulso

Agencias
-

España vuelve a convertirse en uno de los destinos favoritos mundiales en un año en el que se reflejan las ganas de volver a viajar tras haberse superado lo peor de la pandemia

El tradicional vacacional de ‘sol y playa’ es de nuevo el preferido por los españoles. - Foto: Juan Herrero (EFE)

Con el verano a la vuelta de la esquina y los buenos resultados obtenidos en Semana Santa, el turismo encara unos meses llenos de optimismo. Y más en un momento de impulso que muchos califican como el de la recuperación, tras dos años de parón por la pandemia.

Con esta perspectiva, España aspira a convertirse de nuevo en un auténtico referente en esta industria. Y es que, de acuerdo al reciente estudio Descifrando el sector de viajes 2022 realizado por Rebold, el país ocupa el primer lugar como destino vacacional europeo favorito a nivel global este año.

Dentro del territorio nacional, desde la agencia aseguran que Andalucía, las Islas Canarias y la Comunidad Valenciana son los lugares favoritos de los viajeros nacionales, ya que el segmento de playa sigue siendo el preferido por los españoles, mientras que los madrileños, catalanes y andaluces son los más predispuestos a desplazarse.

Los datos evidencian las ganas de volver a veranear. En España, ha aumentado considerablemente el número de personas que reserva sus vacaciones con una antelación máxima de tres meses, llegando hasta el 81,48%, frente al 43,50% de antes de la pandemia.

También, el viajero realiza escapadas más cortas, ya que ahora la duración de esta opción, tanto a nivel doméstico como internacional, se concentra en siete días, aunque un alto número de ciudadanos prefiere hacer trayectos de cuatro jornadas o fines de semana largos.

Todo ello, mientras emergen nuevas formas de hacer turismo, como las microaventuras, experiencias de viaje inmersivas gracias al mundo digital y el metaverso, retiros psicodélicos en resorts con todo incluido o el green mapping, es decir, buscar planes que sean ecológicos y sostenibles.

En cuanto a los viajes sin costa, el informe destaca lugares como Madrid, Castilla y León y Aragón. No obstante, y pese a las primeras previsiones de crecimiento del   rural y de naturaleza, desde la plataforma online Atrápalo evidencian que los destinos de interior y de montaña solo representan un 5% del total de búsquedas, por lo que se confirma el deseo generalizado por parte de los viajeros españoles de recuperar el clásico vacacional de sol y playa.

Bien es cierto que, además de los tradicionales destinos en las costas, toda la geografía se prepara para recibir la visita de los ciudadanos en un verano de alta ocupación hotelera, con volúmenes ya cercanos a los niveles prepandemia.

Retos y limitaciones

Con una previsión similar a la de la agencia Rebold, el Foro Económico de Davos, celebrado el pasado mes de mayo, colocó a España también en el pódium en su último estudio sobre Viajes y Turismo. En el índice de este año, el territorio nacional ocupa el tercer lugar, por detrás de Japón, que encabeza la lista, y Estados Unidos, y por delante de Francia y Alemania, que completan los cinco primeros puestos.

En su informe apuntaron que, si bien el turismo y los viajes de negocios en general aún se encuentran por debajo de los niveles previos a la pandemia, la recuperación del sector se ha visto impulsada por mayores tasas de vacunación, el levantamiento de las restricciones sanitarias y la creciente demanda de turismo interior y de naturaleza.

Sin embargo, a pesar de las tendencias positivas, esta actividad todavía enfrenta muchos obstáculos en su recuperación. La distribución desigual de las vacunas, las limitaciones de capacidad, la escasez de mano de obra y las interrupciones en la cadena de suministro son, entre otros, los desafíos que esta industria deberá superar en el futuro.