scorecardresearch

«Vox quiere cambiar políticas y no sillones»

M.G
-

La portavoz de Vox en Castilla-La Mancha ofrece un balance político de estos dos años y medio de legislatura, plantea las problemáticas de la región y de la provincia de Toledo y comenta su carrera política dentro de este partido

«Vox quiere cambiar políticas y no sillones» - Foto: Yolanda Lancha

El estreno de año es un buen momento para hacer balance político de la región y de la provincia de Toledo. ¿Cómo las ve?

Como balance tengo que decir que Page, como buen socialista, sigue la senda de Pedro Sánchez y las políticas que está adoptando dentro de Castilla-La Mancha son de izquierdas. Estamos asistiendo a políticas de género, a otras relacionadas con la Agenda 2030 fundamentalmente y tenemos una Consejería deDesarrollo Sostenible, que está dotada presupuestariamente con 420 millones de euros para este año, que confirma todas estas políticas.

Además, a lo largo de estos dos años y con la pandemia Castilla-La Mancha ha sido una de las regiones con mayor cifra de muertos por cada 100.000 habitantes y nos hemos situado a la cabeza, estamos viendo el colapso sanitario y que las cifras de paro superan la media nacional, sobre todo, en mujeres, que está en torno al 19%, la deuda per cápita por habitante en la región ha crecido y ha pasado a ser de más de 7.000 euros por habitante y la renta per cápita está situada en 19.000 euros, por debajo de la media nacional. Si se compara con el País Vasco, con una renta de 30.000 euros, el balance no puede ser positivo. Estamos viendo como la inflación se ha disparado en España por encima del 6%, pero en la provincia de Toledo estamos en un 8,2%  y va a suponer una pérdida de poder adquisitivo para todos los trabajadores y las clases vulnerables y con menos recursos.

¿Qué recorrido está haciendo Vox en la región y en la provincia de Toledo en esta legislatura?

Los resultados en Toledo a nivel nacional fueron muy buenos en 2019 porque conseguimos dos diputados nacionales, como el PP y el PSOE, teniendo en cuenta que nuestro partido solo tiene siete años de vida. En el ámbito autonómico estuvimos a punto de alcanzar el primer diputado regional, pero espero que en las próximas elecciones podamos acceder a las Cortes regionales. Desde el principio, estamos trabajando en la calle, y nos preocupamos por la situación de todos los sectores de la población. Está aumentando la afiliación y el número de simpatizantes a medida que se nos conoce.

Los últimos sondeos apuntan que Vox seguirá subiendo. ¿Es viable o más bien responde a una burbuja?

Siempre decimos que la encuesta está en la calle. Y pasar de que Santiago Abascal diera un mitin con un altavoz y rodeado de cuatro personas al último mitin, con 5.000 personas en Valladolid para presentar a los candidatos de Castilla-León, te dice la verdad del sondeo.

Además, casi todas las empresas que se dedican a la demoscopia cocinan con un cierto sesgo y al final más que una opinión pública hay una opinión publicada y es lo que sucede, se crean expectativas para incitar a que la gente se decante por una u otra formación política y de eso no nos fiamos. Los resultados en Castilla y León van a ser bastante buenos y en Castilla-La Mancha espero que también.

Desde Vox siempre se argumenta que las razones de su éxito están en que el partido habla claro, con mensajes contundentes y directos. Pero hay otras opiniones contrarias que insisten en que Vox se basa en la política del miedo y de la protección. ¿Qué siente cuando escucha este tipo de comentarios?

Me molesta, pero viniendo de quiénes vienen me da igual. Tratar de demonizar a Vox es la única forma de excluirnos del espectro político, aislarnos y omitir nuestro mensaje.

Se dice mucho que nosotros señalamos, pero no lo hacemos, damos datos objetivos y transparentes. Y si un magrebí roba y viola a una anciana, como ha ocurrido, lo decimos, pero a algunos medios evitan hablar de nacionalidad. A nosotros nos da igual la nacionalidad y decimos si es español o de cualquier otra nacionalidad. Y lo mismo cuando hombre mata a una mujer. En los medios de izquierdas figura siempre que ha sido un asesinato machista, pero nosotros damos los datos completos de la persona que ha agredido quizá porque el patrón de conducta de determinadas personas que vienen de determinadas culturas es ese porque piensan diferente a nosotros en España. Aquí entendemos igualdad entre hombres y mujeres, pero en otras culturas piensan que la mujer es inferior, un objeto y de propiedad de los hombres, y eso es lo que estamos denunciando.

Además, la inmigración incontrolada es un perjuicio para nuestra sociedad  y no podemos tener personas deambulando, sin sentido, y sin oficio ni beneficio de manera ilegal. Si cualquier español tiene que cumplir con las normas, a las personas que vienen de fuera también hay que exigírselo de la misma forma y no es por ser racistas ni xenófobos como nos llaman. Cualquier país tiene derecho a elegir la inmigración que quiere y resulta más fácil la convivencia con personas con los mismos valores.

Por ejemplo, los españoles inmigrantes siempre han tratado de integrarse en otros países, pero vemos que las personas que vienen de culturas muy diferentes a la nuestra y denostan y degradan a la mujer les cuesta integrarse en nuestra sociedad y hay una cierta incompatibilidad. Es una realidad y detrás de todo esto hay mafias internacionales con tráfico de personas, con lo que los inmigrantes no son culpables, son víctimas del sistema porque se les engaña y se les promete una vida con sus necesidades cubiertas y muchas veces la situación les obliga a delinquir. Los gobiernos tienen la obligación de tomar cartas en el asunto y medidas de protección a los nacionales y los extranjeros.

La inmigración en Toledo va en aumento en los últimos años en muchos municipios. ¿Le preocupa?

No hay problema si los inmigrantes contribuyen, pagan sus impuestos y viven en armonía. Somos plenamente defensores de nuestras tradiciones y de nuestra cultura y tampoco pretendemos que ellos cambien las suyas y tengan que renunciar a sus raíces. Me parece bien la inmigración legal y ordenada porque todo el mundo tiene derecho a intentar mejorar su vida y si en su país no lo pueden hacer y en España encuentran un lugar para hacerlo, perfecto.

Vox funciona por unidades provinciales y aún no ha creado una estructura regional en Castilla-La Mancha. ¿Esta situación puede afectar de cara a las elecciones?

No es necesario. Entendemos España con 52 provincias y es la estructura que mantendremos. Tener una estructura regional supone crear una serie de puestos dentro del partido, incurrir en más  gastos que no aportan nada. Cuando Vox tenga representación en la región se creará la estructura regional que corresponda a los cargos electos. Ahora yo soy por indicación del partido la portavoz  cuando haya que decir algo en la región, pero no es un cargo orgánico. Y dentro de unos meses puedo ser yo o cualquier compañero.

¿Cómo afronta esta etapa como portavoz de Vox en la región?

Con ilusión. Soy una castellanomanchega de pura raza, vivo en Toledo desde muchos años, conozco muy bien la provincia y la tengo tomada muy bien el pulso. Soy de Cuenca, de Las Pedroñeras, y me siento muy orgullosa de ser de un pueblo agrícola de la Mancha profunda y es una alegría que me hayan designado como portavoz a los efectos de poder denunciar los atropellos que vemos en la comunidad y anunciar las políticas que queremos llevar a cabo.

Imagino que le gustaría ser la candidata a la Junta en las próximas elecciones regionales.

No es una cuestión de gusto. Antes de entrar en política me he dedicado durante treinta años a mi despacho profesional y elegía lo que quería porque era para mi propio interés.. Pero al dar el paso a la política me he puesto al servicio de los españoles y del partido para que éste decida dónde puedo aportar más. Si es en Castilla-La Mancha, encantada, también si lo es en el Congreso o en cualquier otro sitio porque es una cuestión de responsabilidad.

Y si Vox dice que sí... No dirá que no.

Si el partido dice que sí lo aceptaré, por supuesto. Estamos en la aventura maravillosa para cambiar el rumbo de España y estaré encantada con la misión que se me encomiende.

Puede que lo tenga difícil. ¿Qué hay de esos rumores que dicen que Ortega Smith podría ser el candidato a la Junta?

Los mismos rumores que  puede haber de Inés Cañizares, Macarena Olona o de cualquier otro representante del partido en el Congreso. Son globos sonda que lanzan los medios  para ver cuál es la reacción, tomar el pulso e intentar fabricar cualquier tipo de resultado con esas hipótesis.

 Suele decir que la región está llena de chiringuitos políticos. ¿Por qué?

La región y España entera. Hay que revisar todo el gasto político e ideológico que no revierte en beneficio de los castellanomanchegos. Hay servicios esenciales que hay que prestar -educación, sanidad, justicia, servicios sociales...- y para eso están los presupuestos, pero si yo estoy creando artificiosamente y artificialmente fundaciones y otros entes de ámbito regional que duplican funciones que desempeñan otros organismos a nivel nacional se convierten en chiringuitos.

Por ejemplo, la fundación Impulsa. No digo que no lleve a cabo alguna acción importante, pero se van a gastar 300.000 euros en objetos publicitarios para celebrar el 40 aniversario del Estatuto de Autonomía, y es innecesario. Si se quiere promocionar la autonomía hay que hacer políticas buenas, eliminar los colapsos en AtenciónPrimaria, por ejemplo, tener un hospital donde la gente esté bien atendida, eliminar las listas de espera o contratar a más profesores.

Queremos un estado unitario con una descentralización administrativa, que los servicios lleguen a los ciudadanos, pero no una descentralización política, con lo que el gasto político de las autonomías está solamente justificado porque hay un parlamento y se hacen leyes autonómicas, pero si no las hubiese no tendría sentido, y muchas veces estas leyes crean trabas y dificultades. Estamos constantemente armonizando normas con Europa para tener un mercado único, pero en España tenemos 17 mercados con 17 normas diferentes en cada región que van en detrimento de la competitividad de las empresas, que tienen que asumir muchas veces más costes. Las autonomías están interfiriendo en la prosperidad de los españoles.

Vox no se lleva mal con el PP en la región y está dispuesto a hacerle ojitos si gana las próximas elecciones autonómicas. A cambio ha avanzado líneas rojas porque tendrían que eliminar la Ley de Violencia de Género, entre otras.

No nos llevamos ni bien ni mal. Y no hemos puesto líneas rojas ni azules porque no hemos tenido ninguna conversación. Tenemos una política en clave nacional y las condiciones son siempre las mismas.. En Castilla-La Mancha pasará igual, pero no sabemos el resultado y quizá el PP sea el que tenga que dar votos a Vox o no. Si ocurre lo contrario, sí nos sentaríamos con el PP, aunque en muchas cosas no coincidimos.

Aún así, no vamos a hacer un relevo porque queremos cambiar las políticas y no los sillones y no nos importa tanto ostentar cargos dentro de un gobierno como influir en las políticas de ese gobierno. El PP es un partido globalista y defiende la Agenda 2030, y le pediríamos que elimine todas las políticas que tengan que ver con la Agenda 2030, en materia de género, en memoria histórica y todas las que ha traído el socialismo.

Dice que en España hay igualdad, pero hay una gran discriminación laboral, violencia machista y otras problemáticas relacionadas con la igualdad o desigualdad muy importantes. ¿Por qué Vox tiene tanta manía a las políticas de género y a la Ley contra la Violencia de Género?

No le tenemos manía. Se llama violencia de género al asesinato que comete un hombre respecto a una mujer, pero cuando es al contrario y una mujer asesina a un hombre, ¿qué tipo de violencia es? Entramos en un tema penal respecto a la presunción de inocencia y se da por hecho que cuando un hombre mata a una mujer es una violencia machista y lo ha hecho porque es un hombre y ella es una mujer y nosotros no comulgamos con eso. Un agresor o un asesino lo es porque es un asesino y no la mata porque sea una mujer, sino porque hay una relación y un vínculo y por eso hablamos de violencia intrafamiliar. Queremos que esos asesinatos que se cometen en el seno de las relaciones familiares se denominen violencia intrafamiliar porque es la relación la que condiciona el asesinato, no el género.

Nunca vamos a negar que son más los asesinatos que se cometen contra mujeres que contra hombres, pero es más acertado calificarlo de violencia intrafamiliar porque no puedes eliminar la presunción de inocencia y dar a entender que por el hecho de ser hombre eres un asesino en potencia, que es lo que está promocionando esta ley. No somos negacionistas de nada.

¿Les gustaría más que se llamara Ley de Violencia Machista, suele ser una de las problemáticas que hay detrás?

Sería más radical. El machismo es que los hombres piensan que están por encima de las mujeres. ¿En España es así? No. En general, no. En España podrán ser machistas determinados hombres y determinadas mujeres, pero sin generalizar. Vox va con la legalidad, no con eslóganes ni con marketing. Los españoles son iguales ante la ley y cuando no haya una igualdad efectiva, que se denuncie. Por ejemplo, se habla de la brecha de género en los salarios. Si una mujer cobra menos que un hombre por el mismo trabajo lo que hay que hacer es ir a Magistratura de Trabajo y denunciarlo y se ganaría en los tribunales. No se puede consentir y lo defendemos. Pero que haya que colocar la cuota femenina, aunque la persona no sea idónea para que haya 50% de mujeres y 50% de hombres, no estamos de acuerdo porque las estamos perjudicando al no acceder por sus méritos. Creemos en la igualdad de oportunidades y es lo que tiene que primar.

La pandemia está dejando una crisis económica y social muy importante en la provincia de Toledo y en la región. ¿Cómo ve la situación?

En Castilla-La Mancha, por ejemplo, tenemos un gran problema con la despoblación como ocurre en la España interior. De 2015 a 2020 hemos pasado de 2.054.000 personas a 2.049.000. En la provincia de Cuenca, de 203.000 habitantes a 195.000, una provincia con 208 pueblos, con lo que más de la mitad de Cuenca está despoblada. Hay que abordar el tema de la repoblación. Tenemos una ley sobre la despoblación y se va a conceder 43 millones de euros a grupos de acción local para emprender acciones y desarrollo y vamos a llevar fibra óptica a todos los pueblos de la región. ¿Y quién la va a utilizar si no hay nadie? Me parece que la casa no se puede empezar por el tejado y que lo más importante sería poner en marcha políticas de repoblación dando incentivos a las empresas y a las familias para ir a vivir a los pueblos y ahora hay una oportunidad de oro con el tema del teletrabajo.  

Sin embargo, nos encontramos con otro tipo de políticas en las que se quieren cargar el tren convencional, cuando es un elemento vertebrador del territorio. No se trata tanto de hacer un ley, más bien de abordar temas concretos. Hay que animar a la gente joven a que se venga a vivir a los pueblos y los gobiernos deben ser responsables con políticas dirigidas a dotar de infraestructuras.

Una de las luchas más importantes de Vox es en contra de la ocupación de viviendas. El partido está trabajando mucho sobre esta problemática que tanto se repite en La Sagra.

En septiembre e 2020 hicimos una ronda de pueblos y vimos que era un problema grave en Yuncos, por ejemplo. Page ha tenido la oportunidad de llevar a cabo esa iniciativa y en vez de llevarla a las Cortes se la ha llevado al Gobierno y éste, que está del lado de los comunistas, lo ha paralizado. Ahora, Ciudadanos presenta una proposición de ley para elevar al Congreso contra la ocupación ilegal y la propiedad privada, y nosotros este tema lo defendemos a capa y espada e incluso hemos presentado en el Congreso en dos ocasiones la propuesta para modificar la Ley de Enjuiciamiento Criminal para endurecer las penas de ocupación y que la Policía, en algunos casos, pueda desalojar al okupa sin orden judicial. Lo grave es que un Estado no puede derivar a los ciudadanos la responsabilidad que le toca de acometer las soluciones. Y no se puede hacer con una Ley de Vivienda que interfiera en la libertad de empresa.

El sector primario en la región y en la provincia de Toledo es muy importante. ¿Entiende la postura de Page limitando las macrogranjas?

No comparto su postura, pero la entiendo porque Page sigue la senda de la Agenda 2030, del Gobierno de España y de Garzón. Page en sus declaraciones dice unas cosas y en sus acciones hace otras. Que no se puede decir en el extranjero que la calidad de la carne de España es mala, pero cierra el grifo a los ganaderos para que no puedan instalar ni ampliar sus instalaciones  y está dando la razón a Garzón. Lo que ha hecho con esta moratoria es una chapuza jurídica y contraviene lo que dice el Real Decreto 306/2020. Y lo hace en una ley de acompañamiento a los presupuestos que debe incluir cuestiones de carácter económico y administrativo, pero no medioambiental, y modifica la ley de economía circular que no tiene competencias sobre las granjas. Se ha puesto al sector ganadero en contra. Está siguiendo los dictados de la Agenda 2030 que dicen que no comas carne y te señalan si la comes. Detrás hay un interés por el cultivo de la carne artificial.

Dudo que la Agenda 2030 imponga ser vegetarianos...Invitará si acaso a una ganadería de más calidad, ¿no?

Pero esta ganadería es de calidad. La normativa en ganadería en España es de las más exigentes. Exportamos seguridad alimentaria y calidad. China está construyendo la mayor macrogranja del mundo y nadie se mete con ellos, pero hay mucha hipocresía siendo China el país más contaminante del mundo y encima aplaudimos. Contamina menos una granja que cada viaje que hace Pedro Sánchez en Falcon. Son intereses económicos y Page está haciendo un flaco favor al sector ganadero en la región. En Vox somos los primeros en decir que hay que respetar la naturaleza y el medio ambiente porque es el legado que nos han dejado nuestros padres, pero no a costa de arruinar a la gente.

¿Qué problemáticas va a llevar al Congreso sobre la provincia de Toledo en lo que queda de legislatura?

La ocupación, la despoblación y el tren. También me preocupa el tema sanitario porque hay unas listas de espera tremendas y no sé si la gente es consciente de hasta qué punto no funciona el sistema. No sé si faltan sanitarios o sobran políticos, pero la situación no se puede dejar de lado.