El alimento de «muchas familias»

C. M.
-
El alimento de «muchas familias» - Foto: Yolanda Lancha

Eurocaja Rural entregó una partida de una tonelada de alimentos no perecederos a Cipriano. También se donó una remesa de aceite de oliva virgen extra de las empresas Pieralisi, Oleotoledo y Uteco-Toledo

Cipriano esperaba, como en él es habitual, la llegada de los responsables de Eurocaja Rural con la gratitud de quien sabe que esta ayuda alimenta «a muchísimas familias» durante el año. Por ello, estrechó la mano de los benefactores de una entidad que, recordó, lleva años colaborando con ‘El amigo de los pobres’ y gracias a la cual puede mantener los repartos habituales. De hecho, los alimentos acogidos por esta organización estarán en la próxima entrega que realizará Cipriano a personas necesitadas el próximo 7 de marzo, a partir de las 17,00 horas, en su sede de la Bajada de San Martín de la ciudad.
Así, y apreciando «la implicación y el compromiso social» de Cipriano y sus fieles colaboradores, el presidente de Eurocaja Rural entregó en la sede del ‘Socorro de los Pobres’ una partida de una tonelada de alimentos no perecederos  destinados a ayudar a las personas más necesitadas y surgidos de la campaña solidaria navideña desarrollada por Eurocaja Rural en beneficio de los colectivos más vulnerables . Junto a ellos, también se donó una remesa de aceite de oliva virgen extra por parte de «las empresas solidarias» Pieralisi, Oleotoledo y Uteco-Toledo.
Y por tratarse de uno de los actos que «más enorgullece» a Javier López Martín, aprovechó la ocasión para felicitar a la plantilla de la entidad que, una vez más, «ha estado a la altura de la situación» respondiendo a este requerimiento. Tal vez se debe, aludió, a que «venimos casi 20 años colaborando con esta casa» y a que «somos una entidad de economía social que lleva en su ADN grabado participar en situaciones de necesidades» al ser, aseveró, «uno de nuestros objetivos prioritario». De ahí que se comprometiera a «seguir tendiendo la mano a Cipriano y a sus colaboradores» porque «aunque a veces no nos damos cuenta» hay personas que «necesitan ayuda».
No en vano, Eurocaja Rural lleva desde el año 1998 colaborando con esta ONG, fecha en la que la entidad financiera se puso en contacto por primera vez con Cipriano para conocer con detalle su actividad e interesarse por colaborar de forma activa con sus proyectos. Desde entonces, no ha faltado a su cita de apoyo a la ONG  aprovechando la campaña solidaria de RSC que promueve por Navidad para ayudar a las personas más necesitadas.