scorecardresearch

Aranjuez celebra los 225 años de su coso con un corridón

Dominguín
-

Centenares de toledanos acudirán el próximo domingo 29 de mayo, a la corrida de toros con motivo de la festividad de San Fernando. Morante de la Puebla, Alejandro Talavante y Daniel Luque se las verán con un encierro de la divisa de La Quinta

El coso de Aranjuez cumple 225 años de historia, uno de los más antiguos de España. - Foto: Dominguín

Para finales de mayo, los aficionados toledanos de las comarcas de la Sagra y de Ocaña, por su cercanía, se preparan para acudir al evento taurino del año, la corrida de Aranjuez. Este año al caer su festividad de San Fernando en lunes, el empresario Carlos Zúñiga, inteligentemente ha decidido adelantar al domingo 29 de mayo el festejo taurino que más relumbrón tiene lugar en la vetusta plaza ribereña.

Este 2022 se cumplen ni más ni menos que 225 años desde su inauguración, fue un 14 de mayo de 1797 y se diseñó y construyó a semejanza de la que había en Madrid cerca de la puerta de Alcalá, aunque de dimensiones algo más reducidas. El ser Aranjuez sitio de estancia de la corte, donde los reyes tenían su propio palacio celebrándose en ella grandes festejos presididos por monarcas. Por ello el coso cuenta con un palco real, que era el sitio donde habitualmente veían las corridas. La última vez que se usó fue en 2019 cuando el actual rey emérito don Juan Carlos lo ocupó siendo su último acto oficial.

La plaza que en sus más de doscientos años ha sufrido ligeras modificaciones, siendo la más importante la que se realizó tras un pavoroso incendio en 1809 que la dejó en desuso durante veinte años. Por su albero han pasado los mejores espadas de cada momento, teniendo una capacidad de alrededor de 8.000 espectadores entre sus tendidos, gradas y andanadas.

Morante de la Puebla es uno de los reclamos del cartel del domingo.Morante de la Puebla es uno de los reclamos del cartel del domingo. - Foto: DominguínEl próximo domingo se volverán a abrir sus puertas y sus tendidos se llenarán de colorido para ver uno de los carteles con más reclamo del panorama nacional taurino. Componen el cartel Morante de la Puebla, Alejandro Talavante y Daniel Luque, que se medirán a un entipado y precioso encierro de La Quinta, propiedad de la familia Martínez Conradi.

Morante de la Puebla es un fijo en los carteles de Aranjuez. Zúñiga lo vuelve a acartelar por San Fernando, sabedor de la conexión que hay entre el escenario del coso y la torería de Morante. Un lujo que no se pueden perder los aficionados pues el torero de La Puebla del Río, parece transformarse cuando los astros se alinean, y ve cualquier atisbo de lucimiento en las embestidas de los astados. La presencia en esta plaza además acentúa su predisposición que ya ha demostrado en anteriores comparecencias. La corte de seguidores morantistas será muy importante, siempre habituales y cómplices con aquello que el sevillano les quiera ofrecer en esta tarde.

El segundo componente del cartel será Alejandro Talavante, espada extremeño que ha reaparecido hace unas semanas tras un parón voluntario de los ruedos desde octubre de 2018. Es magia y duende Talavante, imprevisible y artista, así como valiente y entregado. Sorprende con su plasticidad y su inverosímil capacidad de conectar con los tendidos. Tendrá delante dos astados de La Quinta que de desarrollar sus particulares embestidas al paso, pueden dejar en las retinas de los aficionados que acudan al bicentenario coso, una huella inolvidable.

Vuelve a Aranjuez un fijo, Daniel Luque, matador sevillano que el año 2021 cortó tres orejas tras una extraordinaria actuación. Luque viene de salir por la puerta del príncipe en la pasada feria de Abril sevillana y de tener tres seria actuaciones en el sería madrileño de San Isidro. Su madurez le ha hecho desarrollar más aún su tauromaquia, profunda y honda. Además nos puede sorprender para bien, pues es un gran conocedor de la particular embestida de los pupilos de Martínez Conradi, con los que le hemos visto faenas rotundas que enloquecieron a los públicos que asistieron a esos festejos.

Desde hace semanas, muchos aficionados de nuestra provincia toledana ya tienen en su poder los boletos para acudir a tan destacado evento. Los aledaños de la plaza se convierten desde horas antes en un hervidero de taurinos y curiosos, muchos de localidades sagreñas, hasta de la misma capital de la región. Un acontecimiento único que se ha preparado como homenaje al hijo del empresario Pedro Trapote, que fue ganadero de lidia y del que le unía un gran lazo con la villa madrileña.

Es por lo tanto una efeméride que hay que vivir en primera persona, disfrutando todo el día en sus restaurantes en las proximidades del coso, donde a día de hoy está más que complicada una reserva de mesa. Los más previsores podrán degustar los magníficos productos de la huerta arancetana que ahora está en su total esplendor.

La venta de entradas va a buen ritmo, y se espera que los tendidos se pueblen en su mayoría en el acotamiento esperado por aquellos que tienen  en el precioso cosos de Aranjuez, su escenario ideal para ver un festejo taurino.