Toledo precisa 2.600 enfermeras para atender las necesidades

M.G
-

Satse recoge firmas para presentar una iniciativa legislativa popular con el fin de que se cree una ley para adecuar las plantillas y evitar las deficiencias actuales

Toledo precisa 2.600 enfermeras para atender las necesidades - Foto: David Pérez

Un garabato puede significar mucho, sobre todo, si es una firma y se estampa para pedir que se corrija el histórico déficit de la plantilla del enfermería. El sindicato Satse salió ayer a la calle para informar a la ciudadanía sobre la complicada situación laboral que atraviesan estos profesionales y pedir apoyos para  presentar una iniciativa legislativa popular en el Congreso de los Diputados con el fin de adaptar «el sistema sanitario a las necesidades asistenciales de la población».
La secretaria provincial de Satse, Gemma Torrejón, insiste en la necesidad de una ley de ámbito nacional que garantice plantillas adecuadas en las comunidades autónomas y, sobre todo, que se ajusten a las ratios actuales, ya que España está muy lejos de alcanzar la cifra. «Aquí hay cinco enfermeras por cada 1.000 habitantes, mientras que en Europa hay casi 9 -8,8-».
Los datos, según explica, sacan a la luz un déficit histórico llamativo porque en el caso de Castilla-La Mancha se necesitaría contratar a 5.000 profesionales de enfermería para atender las necesidades de la población. Lo mismo ocurre con la provincia de Toledo, una de las más castigadas por falta de personal, ya que habría que ampliar la plantilla con 2.600 enfermeros más para alcanzar esa ratio que promueve la Organización Mundial de la Salud (OMS), que sitúa lo adecuado en 8 profesionales por cada mil habitantes.
La realidad es mucho más dura, a juicio de la representante de Satse, porque en algunos turnos en los servicios sanitarios de Toledo «alcanzan los 18 y 20 pacientes por cada mil habitantes». La iniciativa de Satse todavía tiene recorrido, a pesar de que ayer era el último día en que el sindicato consiguió sacar a la calle las mesas informativas en las distintas provincias para dar un impulso a la recogida de firmas, ya que una iniciativa legislativa popular necesita medio millón de rubricas para poder materializarse.
El personal de enfermería también se enfrenta en la actualidad a otra problemática, la falta de profesionales derivada de la ausencia de contratación de las administraciones públicas, que obliga a buena parte de los profesionales a emigrar en busca de empleo. Por este motivo, Torrejón indica que las bolsas de trabajo están agotadas. En este caso, explica que las plantillas «están muy justas» y no pueden atender las necesidades que pueden surgir ni los aumentos de personal.
«Lo que queremos es una ley para que las comunidades autónomas, los gerentes y los presidentes de las regiones no puedan gastarse el dinero en otras cosas», subraya Torrejón. Tiene claro que si por ley se obliga a cumplir las ratios y se garantiza que el personal sanitario no esté desbordado redundará en la calidad de la atención. Además, Satse llama la atención sobre el desequilibrio existente entre las plantillas de médicos y de enfermeros. «En un ratio de 24 países, España se encuentra en un penúltimo lugar por la carencia de enfermeras, pero de médicos ocupa el primer lugar».
El sindicato también manifiesta su preocupación ante la próxima apertura del centro hospitalario, ya que en esta provincia se advierte una importante carencia de estos profesionales y el hospital «es uno de los más perjudicados». Torrejón deja claro «que el hospital no se tiene que adaptar a las dimensiones y al nuevo edificio, primero habrá que resolver el déficit histórico de plantilla». Por tanto, Satse quiere «sentarse a hablar con la administración regional» para hablar de las  carencias históricas, de los problemas actuales y de la proyección que se desprende ligada a los nuevos servicios que ofrecerá el hospital y los servicios de urgencias.