scorecardresearch

Casarrubios traslada unas losas sepulcrales del siglo XVII

J.M.
-

El cronista oficial ha pedido durante 10 años la retirada de las lápidas de la entrada del cementerio. Ahora, estarán a resguardo en una capilla

Las lápidas del siglo XVII y XVIII que han permanecido durante 50 años a la entrada del cementerio de Casarrubios. - Foto: La Tribuna

El Ayuntamiento de Casarrubios del Monte desprendió la semana pasada unas losas sepulcrales de los siglos XVII y XVIII que se encontraban a la entrada del cementerio municipal y trasladará las piezas históricas a un rincón de estas dependencias fuera de la erosión del tiempo y del paso de personas y maquinaria.

Así lo explicó a este diario el cronista oficial de Casarrubios del Monte, Fausto Jesús Arroyo, quien lleva unos 10 años batallando para la preservación de estas piedras de granito que permanecieron hasta mediados del siglo XX en la iglesia de Santa María. Se trata de un elemento patrimonial nada común en esa zona de la comarca de La Sagra y se debe a la abundancia de hidalgos y clérigos en la época del Sexmo de Casarrubios.

«Aquí había muchas losas. La iglesia estaba llena de losas», explica este jubilado de 67 años dedicado a la investigación histórica.

Las cinco losas sepulcrales desprendidas ya del suelo en la entrada del cementerio fueron retiradas en 1954 de la iglesia de Santa María durante una rehabilitación del pavimento y fueron transportadas después a distintos lugares. En los años 70, fueron adosadas al suelo del cementerio de Casarrubios del Monte.

Las losas sepulcrales han sufrido un cierto deterioro durante estos 50 años, por lo que el cronista oficial urgía a la mudanza de estas piezas históricas, que incorporan escudos e inscripciones. «Estoy muy contento», apuntaba al respecto Fausto Jesús Arroyo.

De momento, los cinco ejemplares serán acomodados en una capilla dentro del propio cementerio, resguadados de las inclemencias del tiempo y de los cambios de temperatura.

«Esta mañana, hemos comenzado los trabajos para la recuperación de las lápidas sepulcrales de los siglos XVII y XVIII situadas a la entrada del cementerio. Una vez recuperadas se estudiará el sitio más apropiado para su nueva ubicación», detallaba el pasado día 23 el Ayuntamiento de Casarrubios del Monte.

El cronista oficial e investigados lamentó que durante mucho tiempo no se apreció la valía histórica de estas cinco lápidas y fueron cambiando de ubicación. Además, llama la atención sobre que los cimientos de inmuebles de la localidad guardan también losas parecidas.

En este sentido, señala el factor decisivo de que Casarrubios del  Monte fuera la cabecera de un Sexmo, por lo que era el único con categoría de villa por esa zona.

El Ayuntamiento destaca en su página de internet la relevancia histórica de la localidad, que explica la abundante presencia de estas losas sepulcrales o lápidas. «Casarrubios del Monte es una villa originaria del siglo XII que conserva un razado medieval. Hasta el siglo XVI mantuvo un gran poder, rivalizando con ciudades como Segovia, con la que pleiteó por problemas de jurisdicción. Fruto de este pasado histórico es el rico patrimonio que conserva, entre el cual se encuentra el castillo del siglo XIV, los palacios de los señores de Casarrubios, de Veracruz y de los Mediano, la iglesia parroquial del siglo XV, la Torre Mocha y el Rollo de Justicia, gótico», detalla el respecto el Consistorio.

«Si Casarrubios del Monte empieza a tomar importancia a partir del siglo XIV, mucho tiene que ver con el hecho de que forme parte del Camino Real de Portugal, y también con que el Señorío de Casarrubios estuviera vinculado a las Coronas de castilla y Aragón en Reyes o familiares», prosigue el Ayuntamiento.