Audema llevará a Suiza sus conclusiones sobre Los Hitos

ADM
-

El equipo del arqueólogo Jorge Morín presentó un trabajo sobre la reutilización de los restos visigodos con fines propagandísticos en el Toledo de Abd al Rahmn III

Audema llevará a Suiza sus conclusiones sobre Los Hitos - Foto: Huertas Fraile

Auditores de Energía y Medio Ambiente S.A. (Audema), la empresa de arqueología, medio ambiente y recursos culturales que desde hace años participa de la vida cultural toledana a través de excavaciones, publicaciones y otras actividades, participará el próximo septiembre en el XXV Congreso de la Asociación Europea de Arqueólogos, celebrado en Berna (Suiza) bajo el título Beyonds Paradigms. Será Isabel Sánchez Ramos, del Instituto de Arqueología del University College de Londres, quien presentará un estudio global sobre los espacios funerarios de las élites durante la Antigüedad tardía en la Península Ibérica.
En su ponencia, explica Jorge Morín, director del Departamento de Arqueología, Paleontología y Recursos Culturales de Audema, la doctora Sánchez Ramos se ocupará de los espacios urbanos de la Sedes Regia toledana y de la transformación de la basílica extramuros de Santa Leocadia en panteón de reyes, metropolitanos y abades. También destacará la importancia de Los Hitos y Santa María de Melque, el primero con dos potentes espacios funerarios y el segundo con un enterramiento privilegiado aristocrático.
Spolia y legitimación. El pasado junio, por otra parte, otros investigadores de Audema participaron en el Congreso Internacional Exemplum et Spolia, celebrado en la ciudad de Mérida. Fueron Rafael Barroso, Jesús Carrobles, Antonio Malalana y Jorge Morín, además de Isabel Sánchez Ramos. Abordaron en este encuentro el estudio de los spolia -es decir, restos arqueológicos reaprovechados- de la Puerta de Alcántara en tiempos de Abd al Rahmn III.
El primero en darse cuenta del carácter excepcional de algunas de estas piezas, como los clípeos agallonados -ornamentos circulares con gajos o gallones-, explica Morín, fue Amador de los Ríos, quien realizó un excepcional dibujo de una de las piezas. La Comisión Provincial de Monumentos, de hecho, cortó uno de estos clípeos, que se conserva en el Museo de Santa Cruz.
Los investigadores ya habían planteado que los clípeos agallonados procedieran del Pretorio visigodo y que fueran intencionadamente reutilizados por Abd al Rahmn III después de la reconquista de la ciudad en el año 932. Dicha colocación pretendería legitimar a este monarca como legítimo heredero de los reyes visigodos, ya que la ciudad no fue tomada, sino que pactó su ocupación. Este programa iconográfico habría quedado colocado en la entrada principal de la ciudad, en un sitio visible por todos, en la esquina de la nueva Alcazaba que cerraba el paso al puente y por tanto impediría nuevas rebeliones.
El programa se aplicó en el puente, en el pilar izquierdo, destruido en el asedio y ahora reconstruido. Y también en el torreón de Abánades, que protegía uno de los portillos de acceso a la ciudad antes de la existencia de la Puerta del Cambrón.
El trabajo presentado al congreso de Mérida hace hincapié en la ejecución de los clípeos agallonados, que eran claramente visibles e identificables por la población como un símbolo de los antiguos reyes visigodos. En Los Hitos (Arisgotas) ha sido excavado un pabellón aristocrático de dos pisos decorado con estos clípeos y fechado a mediados del siglo VI. También es posible destacar la residencia de Teodomiro, dux de la Cartaginense, en el Pla de Nadal (Ribarroja del Turia), con presencia de tondos gallonados.
Desde el Imperio Romano, y más concretamente en la Antigüedad tardía, la venera era un símbolo asociado a las élites, al emperador. La aristocracia visigoda y sus reyes lo adoptaron y fue símbolo de su poder: de ahí que Abd al Rahman III, quien se consideraba legítimo sucesor de los reyes godos, lo eligiera como símbolo de legitimación de su poder ante la rebelde Toledo.