scorecardresearch

El marido de Sara Pina reconoce haberla asesinado

EFE
-

El hombre, que fue detenido por las autoridades en Francia tras huir, admite que apuñaló a su mujer "mientras dormía" y pide perdón a su familia y a la de la víctima. La juez decreta para él prisión provisional, comunicada y sin fianza

-Vecinos y vecinas de la localidad navarra de Tudela, protestan ante el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Tudela - Foto: Villar López

J. M. U. A., el hombre detenido en Francia por el asesinato entre los pasados días 8 y 9 de su mujer, Sara Pina, en el domicilio de Tudela en el que convivían, ha reconocido ante la jueza que apuñaló a su mujer "mientras dormía", por lo que ha sido imputado por asesinato.

En su declaración ante la titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 y del Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Tudela ha reconocido el crimen, tras lo que se ha decretado su ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza, informa el Tribunal Superior de Justicia de Navarra.

El acusado ha aportado dos cartas manuscritas en las que pide perdón a la familia de la víctima, a su propia familia y a la juez por los hechos cometidos.

En la comparecencia, el Ministerio Fiscal ha solicitado el ingreso en prisión provisional del imputado, medida a la que se ha adherido la acusación particular, mientras que la defensa ha interesado la libertad provisional o, en su caso, "la imposición de una medida menos gravosa".

La juez ha decretado el ingreso en prisión para asegurar la presencia del encausado en el proceso "ya que puede existir riesgo de fuga", según consta en el auto.

"Esto se desprende del propio proceder del investigado, quien ya huyó a Francia tras la comisión de los hechos, donde ha sido detenido como consecuencia de la orden de detención europea emitida por el Juzgado de Guardia de este partido judicial", razona.

A estas circunstancias, recalca la magistrada, hay que añadir el hecho de que se le imputa un delito de asesinato, con una pena de 15 a 25 años de prisión.