scorecardresearch

«Los asesinos en las cárceles siguen culpando a la mujer»

Leticia G. Colao
-

La periodista Pilar López Díez habló ayer en Talavera sobre el abordaje de las noticias sobre violencia de género en los medios de comunicación, en el marco de la conmemoración del Día Internacional contra la Violencia a las Mujeres, el próximo 25-N.

Los 500 asesinos en las cárceles siguen culpando a la mujer - Foto: Manu Reino

En su opinión, no se pone la lupa sobre el hombre maltratador y asesino sino sobre la mujer que sufre el maltrato, y pide que se aclare que, según recoge la Ley 1/2004, el motivo de la violencia masculina contra las mujeres radica en el «poder y control» que siempre han creído tener sobre ellas.

Dice el artículo 14 de la Ley Integral de Violencia de Género que los medios de comunicación «fomentarán la protección y salvaguarda de la igualdad entre hombres y mujeres, evitando la discriminación entre ellos. ¿Lo hacen, lo hacemos?

Primero hay que destacar que la ley de 2004 de Zapatero es la ley más avanzada del mundo entero. Ese artículo, igual que el preámbulo, dice una cosa que decís muy poco los medios, que es el motivo de la violencia masculina contra las mujeres -yo no hablo de violencia de género, porque sí se entiende mejor-. La ley dice que los hombres quieren ejercer el poder y el control sobre las mujeres, esta es la razón por la que existe la violencia de género. Por lo tanto, no se hace.

Si desde que se aprobó la ley en el Congreso se hubiese llevado a cabo esa igualdad, hoy no habría 1.140 mujeres asesinadas por sus compañeros sentimentales. Porque el machismo en el que todo el mundo, también tú y yo hemos sido educadas, tiene una historia de vida de miles de años. Ese machismo es una organización política, vivimos en una sociedad patriarcal. Si durante miles de años los hombres se han organizado para beneficiarse de la organización social, política, económica, etc... desde 2004 para acá, no se ha podido llevar a cabo. Pero hay mucha gente que no se ha enterado todavía que las pobres mujeres que sufren violencia todos los días y a todas horas, tienen los mismos derechos que esa persona que las está maltratando.

¿Cómo definiría el tratamiento de la violencia machista en los medios?

España es el país no solo con la ley más avanzada sino que los medios de comunicación tal como están informando, se pueden decir que son  de los más avanzados, si no el más avanzado. En un estudio se pone de manifiesto que de todos los países del mundo, España, cogiendo un tiempo determinado (2018) fue el país que más noticias publicó contra la violencia machista contra las mujeres. Si es el país que más informa, también tenemos que decir que es el que mejor informa.

Hay dos problemas fundamentales que no estáis cumpliendo los medios: falláis en dos puntos. Una noticia responde a las seis W, el 'who', el quién de las noticias no son las mujeres asesinadas ni maltratadas sino el asesino o maltratador. Estáis cometiendo no un problema contra la igualdad entre hombres y mujeres, estáis cometiendo un error contra el principio fundamental del periodismo que contesta a la pregunta quién realizó la acción. Ponéis a la mujer como sujeto.

Otra cosa que hacéis mal es que cuando sale la sentencia, normalmente condenatoria, tenéis que informar de la sentencia y ahí hay que identificar con nombre y apellidos al asesino que está en la cárcel. No se hace porque todas somos machistas, y nos cuesta mucho trabajo enfocar al asesino porque es un hombre.

En segundo lugar, el por qué. La ley 1/2004 de Zapatero en su preámbulo dice el por qué, y no lo decís. Ya no hay la desvergüenza que había antes de decir que ha sido asesinada por celos de su marido, esa barbaridad ya no se dice, porque los tíos no matan por celos, matan  porque la mujer en el 90 por ciento de los casos ha querido separarse, y un hombre no concibe ser abandonado. La ley contra la violencia de género te dice el por qué, que es la segunda W, why.

La razón por la que este individuo, igual que en la inmensa mayoría de los casos, es porque quería controlarla y no pudo, o porque debido al poder que siempre ejerció sobre ella, cuando ella quiso separarse, la asesinó.

Con ese 'why' los periodistas avisáis a las mujeres que están pensando en separarse, que tengan mucho cuidado, que corren riesgo, porque cuando estás casada con un individuo nunca te puedes imaginar que te va a matar. Si tú como periodista se lo dices, cumples con tu función.

Eso es lo que en su opinión falta a los medios de comunicación, pero ¿qué sobra en estas informaciones?

Ya se está cambiando pero antes se informaba de que la había matado por celos o que era un crimen pasional. Con eso se justificaba que un hombre mataba a su mujer, pero no se develaba la razón fundamental, el poder para controlar. Hay que avisar a las niñas que cuando un chico le impone algo quiere ejercer control sobre ella, y quiere imponerle algo que como ser superior que se cree, quiere controlarla. Esa es la base del  patriarcado. Todos los tíos se sienten superiores a las mujeres, todos, no porque sean malos, sino porque han sido educados en la ideología patriarcal cuya base y fundamento es ese. Esto va a acabar cuando las mujeres sean o copien estas formas de actuar.   

¿Este mal tratamiento que dice hacemos los medios de las noticias de violencia hacia las mujeres, ayuda en la desinformación de la sociedad?

Totalmente. No es que ayude a la desinformación, es que no estáis cumpliendo las normas básicas del periodismo profesional. El  patriarcado ha conseguido que no cumplamos las normas enseñadas en la Facultad para seguir diciendo que los hombres no son como son en realidad, asesinos. Estamos colaborando con los maltratadores para ejercer la violencia masculina contra las mujeres.

Ninguno de los más de 500 asesinos que están en las cárceles españolas considera que tienen culpa de lo que hizo, porque todos culpan a la mujer. Ese es el problema, «la zorra me obligó a matarla porque creía que podía hacer lo que ella quisiera».

Hay que avisar a las mujeres. Muchos individuos están saliendo de la cárcel y empiezan otras relaciones, algunas mujeres creen que su único objetivo es casarse, porque el patriarcado así lo dice, y ya hay bastantes asesinos que han vuelto a matar. Por eso hay que poner el nombre  cuando han sido condenados por un juez.

En muchas informaciones se habla del número de mujeres «muertas a manos de sus parejas», no asesinadas, aunque en los últimos tiempos está cambiando y se habla con más claridad.

Sí, España es de los países que más han avanzado, aquí ya se empieza a hablar de asesinadas, no de muertas. Aún las hay, pero cada vez menos.

La violencia vicaria, la que se ejerce sobre los hijos para hacer daño a las madres, ¿Se percibe como violencia de género? ¿Lo transmitimos  así los medios?

No se percibe como violencia de género, pero a partir de ahora sí. La delegada para la violencia de género,  Victoria Ferrer ha dicho que todos  van a ser feminicidios, y se creará una estadística para enumerar y hacer visibles todos los tipos de violencia hacia la mujer. Hay que darse cuenta de la gravedad, algunos hombres son capaces de matar a los hijos para hacer daño a la mujer que los quiere dejar, para matarlas en vida.

Apoyando su teoría de que los hombres se 'tapan' en estas informaciones, apuesta porque el 25-N no sea conocido como el Día internacional contra la Violencia hacia las Mujeres sino Día Internacional contra los Hombres Maltratadores.

Sí, así es. Lo puse por primera vez en mi página web, en 2018, y estoy recibiendo por Twitter felicitaciones de mujeres jóvenes que dicen estar totalmente de acuerdo conmigo. En la denominación actual siguen sin aparecer los hombres... lo correcto es enfocarlos. Si tú llamas violencia masculina contra las mujeres, ya sabes quién la ejerce. Eso lo entiende todo el mundo.