El sistema de seguros agrarios mira al Cambio Climático

L.G.E.
-

El consejero de Agricultura cree que debe replantearse: «Hace unos años la gota fría se limitaba a la costa, pero hoy penetran mucho y persisten en el tiempo»

El sistema de seguros agrarios mira al Cambio Climático - Foto: David Pérez

Cuando llegan fenómenos meteorológicos como la pasada gota fría se mira casi tanto al cielo como a los seguros agrarios. El secretario general de UPA en la región, Julián Morcillo, ya avisó esta mañana de que en el caso del viñedo el porcentaje de cultivo asegurado es bastante alto, pero que en olivar y almendro ocurre todo lo contrario. «Las condiciones del seguro hacen que nuestros agricultores no aseguren», reconoció, «el grado de cobertura no es el óptimo».
Morcillo se ha reunido con el consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo, que cree que el Cambio Climático obligará a darle una vuelta al sistema. «Tenemos que tener en cuenta que el Cambio climático es un hecho objetivo evidente», expuso el consejero, «hay que replantearse el sistema de seguros agrarios».
El último episodio de gota fría le viene a dar la razón. «Esta gota fría hace unos años se limitaba a la costa, pero hoy penetran mucho en la península, llegan a Castilla-La Mancha e incluso persisten en el tiempo, afectan muchos días», comentó.
Arroyo cree que el sistema «no es suficientemente atractivo para nuestros agricultores y ganaderos». Dentro de su margen de maniobra, recordó que desde el Gobierno regional se aumentaron los fondos, aunque admite que «todavía es insuficiente»  y avanza que trabajará con el Ministerio, que es quien tiene competencias para que este sistema se adecúe más a lo que piden agricultores y ganaderos. Comentó también que en el caso del viñedo, la Junta hizo una «apuesta política en los seguros, aportando más fondos, y esa es la razón por la cual en este sector tenemos un alto grado de aseguramiento».
Precisamente el viñedo ha sido uno de los cultivos afectados por la gota fría. Arroyo expuso que sobre todo se notará en las previsiones de vendimia de las denominaciones de origen de Almansa y Jumilla, pero no tanto a nivel regional.
Morcillo indicó que hay zonas en las que el arrastre de tierras ha arrasado las viñas, pero que en otros casos en los que las plantas se han salvado, los problemas estaban en los accesos a las parcelas. «Necesitamos tener estos caminos para que podamos vendimiar», reclamó. Con todo, cree que «si las condiciones climáticas no cambian, una parte de la cosecha la vamos a poder recoger en buenas condiciones».
En este sentido el consejero expuso que se está trabajando con la Diputación de Albacete para fijar  prioridades del convenio de arreglo de caminos y actuar de manera inmediata. Además señaló que el Gobierno regional está preparando un documento para que los ayuntamientos puedan presentar al Estado la declaración de zona gravemente afectada.