scorecardresearch

Piden explicaciones sobre la ampliación de la TO-23

J. Monroy
-

El Grupo de Trabajo del Consejo del Polígono concluyó sin explicaciones técnicas sobre cuestiones como la mejora de los accesos al Polígono, el carril bici o el desagüe de la M-1-1

Piden explicaciones sobre la ampliación de la To-23 - Foto: Yolanda Lancha

Hace años, antes de que el Ayuntamiento se quedara con todos los terrenos del Polígono, llegó a poner en algunos espacios carteles en los que informaba de que eran propiedad de la Junta y por ello estaban en mal estado. La excusa de la competencia de otra administración ha lastrado en ocasiones el avance del barrio, como lo han criticado los vecinos en varias ocasiones. Ahora uno de ellos, Víctor Villén, no quiere que ocurra lo mismo con los accesos al Polígono, «no queremos quedarnos esperando a ver qué va a pasar, sino que el Ayuntamiento y el Ministerio de coordinen y podamos saber de una vez por todas qué es lo que se va a hacer; aunque la obra la haga el Ministerio, el Ayuntamiento debe estar al tanto y se supone que la recepcionará al término».

Después de mucho tiempo, el pasado mes de junio volvieron las reuniones del Grupo de Trabajo del Consejo de Participación del Polígono. El primer orden del día incluyó un punto único, referente a las cuestiones de Villén en torno a las obras de ampliación de los accesos del barrio, entre otras cuestiones. Tras el encuentro, Villén se lamenta de que no obtuvo respuestas a sus interrogantes, dado que no acudieron al encuentro los técnicos municipales con la información, como él solicitó, sino tan solo los políticos, que no supieron darle respuesta.

La principal cuestión de debate fue la de la ampliación de la carretera To-23. En estos momentos ya hay obras en el entorno, pero se trata de la mejora del drenaje para que no se repitan las inundaciones de la última Dana. Cuando estas acaben, tienen que llegar otras de ampliación del vial. Y es aquí donde surgen las dudas.

Recuerda Villén que mucho se ha anunciado sobre el proyecto, pero en realidad no se conoce el proyecto definitivo. La propia alcaldesa, Milagros Tolón, habló de un tercer carril, con una rotonda, «pero en realidad, nadie sabe nada, si es que se van a hacer tres carriles de entrada y tres de salida o solo un carril reversible», y dónde iría la rotonda. Villén apunta que con otro carril de salida, quedaría muy poco espacio para el tan anunciado carril bici. Tampoco ve posible el vecino elaborar un carril reversible, dado que la mediana central tiene un registro de desagüe, lo que impediría pasar de un carril a otro.

Más preguntas.  Además, Villén también preguntó cómo se plantea unir el hipotético futuro carril bici con el actual carril en el parque Lineal. Habría que hacer un acceso por encima de la To-23, que no parece fácil. Más adelante, entiende que puede haber inundaciones por los drenajes que ahora se están construyendo.

A todas estas dudas, Villén sumó una vieja reivindicación por su parte: la parcela M-1-1, de propiedad municipal y situada junto a Luz del Tajo, carece de desagüe, lo que hace que se inunde continuamente cuando llueva. El vecino ha pedido varias veces una solución, pero esta no llega.

Villén se lamentó al término del encuentro, por un lado, de que el Ayuntamiento no haya sabido dar respuesta a sus preguntas. Además, criticó que no se permitiera que otros vecinos plantearan sus preguntas, como sí pasaba en estos encuentros en anteriores legislaturas, «porque pensamos que se podían abordar muchos más temas y nos sorprendió que no fuera así».