scorecardresearch

El arte se une por los niños y mujeres de Siria

Jaime Galán
-

Manos Unidas reúne en la Sala de Exposiciones del Colegio de Aparejadores 30 obras para obtener beneficios en favor de los afectados por el terrorismo islámico

El arte se une por los niños y mujeres de Siria - Foto: Yolanda Lancha

Cualquier ayuda es buena para los que más lo necesitan. Con el fin de colaborar a los afectados por la guerra de Siria, Manos Unidas ha reunido en la Sala de Exposiciones del Colegio de Aparejadores de Toledo a una treintena de obras de artistas locales. Diferentes estilos con un mismo fin, la cooperación al desarrollo.

Uno de los pilares de esta iniciativa es Antonio Juanes-Cuartero, delegado diocesano de Manos Unidas en Toledo. Él explicó que las obras expuestas serán vendidas para financiar 'Un nombre, un futuro', una campaña por la que la organización pretende ayudar a esos niños que «ni siquiera tienen un nombre porque su padre es un yihadista», aclarando que en la cultura musulmana «son los padres los que tienen que respaldar a sus hijos ante la sociedad islámica». Por ello, el proyecto cuenta con una financiación total de 22.500 euros destinados a estos niños y sus madres refugiadas en Alepo. Si todas las obras se consiguen subastar al precio estimado por los propios artistas, Juanes-Cuartero afirmó que se recaudarían en torno a 5.000 euros.

Entre todo lo expuesto hay obras de diferentes estilos, ya sean pinturas, fotografías, serigrafías, etc. Algunos de los artistas que han donado piezas son David Blázquez, Alberto Romero, Mar Villapalos o Paco Rojas. Para amenizar la inauguración de la exposición que se mantendrá hasta el día 19 de junio, José María González creó y leyó una poesía sobre el significado del arte. Posteriormente, un sacerdote de Manos Unidas procedió a bendecir la sala de exposiciones con agua bendita, recordando con rezos a Javier Salazar, consiliario diocesano de la organización que padece una enfermedad.

El arte se une por los niños y mujeres de Siria
El arte se une por los niños y mujeres de Siria - Foto: Yolanda Lancha