scorecardresearch

Los singulares trazos de Fidel María Puebla

Leticia G. Colao
-

El autor de la Puebla de Montalbán regresa a Talavera tras 30 años de ausencia. Expone 'Luz sobre la tierra' en el centro cultural El Salvador, con una obra cargada de color y simbolismo.

Los singulares trazos de Fidel María Puebla - Foto: L.G.C.

La característica obra de Fidel María Puebla cuelga estos días desde las paredes del Centro Cultural El Salvador, un escenario singular para un nuevo proyecto pictórico que refleja su producción artística durante los últimos 5 años. El de la Puebla de Montalbán presenta ilusionado su trabajo, protagonizado por los bellos paisajes de los Montes de Toledo y su homenaje a la obra del ilustre Miguel de Cervantes, todo con sus peculiares trazos y gama cromática, sello personal del autor.

La exposición 'Luz sobre la tierra' de Puebla supone el regreso del pintor a Talavera después de tres décadas. Recuerda emocionada como aquí, en la antigua Casa de la Cultura -ahora Biblioteca José Hierro-, se celebró su primera exposición fuera de su localidad, en el año 1985. Seis años después, en el 91, celebró en Galería Cerdán la que fue su última muestra en la ciudad hasta ahora, y no lo ha podido hacer en mejor escenario. Cambia el tiempo y también su obra, fruto no solo de la época, sino también de las circunstancias y los sentimientos, pero se mantiene «la ilusión de aquel joven pintor», explica a La Tribuna.

La muestra de Puebla, Hijo Adoptivo de Pelahustán, está compuesta por 37 cuadros realizados en óleo y acrílico sobre lienzo destaca, como es habitual, por el predominio del color. La intensa gama cromática es fuente de inspiración y la técnica, muy depurada, invita al visitante a disfrutar visualmente con sus obras. Naranjas, verdes, rojos, azules y las pinceladas en rosa o morado ganan enseguida al espectador.

Los singulares trazos de Fidel María PueblaLos singulares trazos de Fidel María Puebla - Foto: L.G.C.Lo que quiere representar no se ve a simple vista porque «el pintor no pinta lo que ve, sino lo que siente», reconoce. Así, el  mensaje no hay que explicarlo, pero sí entenderlo, «el alma intrínseca de cada cuadro no se puede explicar porque es muy difícil», añade.

Algunos están más claros que otros, siempre a libre interpretación del espectador. Destaca en la muestra de El Salvador dos cuadros del singular Quijote, junto a su inseparable Sancho. El primero mirando al infinito, pensando en las ilusiones y los sueños tradicionales de un personaje habituado a la ficción y a lo irreal. Su fiel escudero, a su lado, más terrenal, mira al visitante y le habla de la realidad de la vida.

La obra Sueños, protagonizada por dos toreros, con la misma fuerza cromática con predominio del ocre, y Cante, que refleja el punto álgido de un cantaor en un quejido o una soleá, son los otros dos trabajos figurativos de Puebla expuestos en Talavera.

Los paisajes de los Montes de Toledo y los de la ciudad de Toledo centran el resto de la exposición. Pinceladas sueltas, libres y llenas de colorido que al autor le dan la vida. Los Montes de Toledo además de ser «el eje principal de mi pintura, me producen sensaciones, suelo pintar del natural, esa calma, esa quietud y amor a la tierra», lo que a su vez le lleva a los títulos siempre poéticos de sus exposiciones. No es casualidad. Ya lo decían Horacio y el mismo Cervantes, cuando equiparaban la poesía y la pintura como la misma cosa.

Puebla expone además una pequeña colección de marcapáginas con imágenes representativas de Talavera y Toledo y sus característicos trazos.

Su obra por el mundo. La carrera de Fidel María Puebla es igual de prolífica que exitosa. Sus cuadros se reparten por diversos puntos de la geografía nacional y así como en colecciones privadas de Estados Unidos, Canadá, Venezuela, México, Suecia, Bélgica, Luxemburgo, Holanda, Francia, Alemania, Italia, Egipto y Australia.

La exposición en Talavera se enmarca en el programa 'Cultura Cercana', tal y como indicó el concejal de Promoción Cultural, Carlos Gil, en la inauguración. El profesor y poeta José María Gómez puso la nota poética.

La muestra  se puede visitar hasta el 22 de enero en horario de 10:00 a 14:00 horas y de 17:00 a 21:00 horas, de lunes a sábado, a excepción de los días 24 y 31 de diciembre, que solo se podrá en horario matinal.