scorecardresearch

La ley del CD Illescas (2-0)

Alejandro Girón (ADG)
-

El equipo sagreño se va a los 32 puntos tras superar a un Atlético Albacete en horas bajas con dos goles de Piriti y Machuca

La plantilla le dedicó la victoria a Molina, que recientemente ha perdido a su hermano

Dos zarpazos, de Gustavo y de Machuca, antes de alcanzar la media hora, permitieron al Illescas recuperarse del tropiezo del pasado fin de semana ante el Villarrobledo y sumar su cuarta victoria consecutiva en casa. Derrotó 2-0 a un Atlético Albacete en horas bajas y se mantiene en el tren de cabeza.

El encuentro comenzó muy vivo, con mucho toque de balón por parte de ambos equipos aunque, desde un primer momento, se vio al cuadro anfitrión con mucho más hambre y pegada para llevarse el encuentro.

Pasados los primeros veinte minutos, el equipo local demostró la maestría que tiene para generar mucho peligro de la nada. Así llegaron los minutos que decidieron el partido. El primer tanto nació en una falta directa que sacó Robledo y en el que el balón fue directo al larguero. En el rechace, Piriti fue el más listo de la clase, y se impuso con un gran salto para empujar la pelota con la cabeza a las mallas de la portería defendida por Nacho.

La plantilla le dedicó la victoria a Molina, que recientemente ha perdido a su hermanoLa plantilla le dedicó la victoria a Molina, que recientemente ha perdido a su hermanoLa segunda diana local también surgió en una acción a balón parado. En este caso, Machuca ejecutó una falta en la que el balón cruzó el área y se alojó en la red sin que nadie fuese capaz de despejarlo.

A partir de ese momento, y hasta el descanso, la dinámica fue muy similar: el Atlético Albacete intentó aproximarse y meter presión al Illescas, pero el Atlético Albacete no era capaz de hallar las ideas necesarias para ajustar el marcador.

En el comienzo de la segunda mitad se vio una continuación del final de la primera. El equipo local se sentía cómodo refugiado para defender la ofensiva de la escuadra albaceteña. De hecho, no hubo ninguna parada para recordar del portero local. El golpe definitivo para el Atlético Albacete llegó en el minuto 66.  

El centrocampista Alonso cometió un grave error al agarrar a un rival tras una pérdida de balón. El fallo fue de tal dimensión que le supuso su expulsión por doble amonestación. Así dejó a su equipo sin posibilidad de poder meterse en el partido.

Los minutos finales fueron de control del equipo preparado por Pablo Nozal, el cual no quiso hacer más daño ante un rival que quedó noqueado al quedarse con un jugador menos.