La Sierra y La Mancha se unen a la llamada al ahorro de agua

J.M.
-

Garciotum y Urda advierten de los estragos de la sequía. El primero prohíbe algunos usos

La Sierra y La Mancha se unen a la llamada al ahorro de agua

El Ayuntamiento de Garciotum, una localidad de la Sierra de San Vicente de 200 empadronados, publicó el martes un bando que informaba a los vecinos de que queda prohibido el lavado de vehículos en la vía pública con agua potable de la red, así como la limpieza de fachadas con agua. Así, amenaza con sanciones a los incumplidores. Por su parte, el Ayuntamiento de Urda, en la comarca de La Mancha y con unos 2.500 empadronados, limitaba a una recomendación que no se despilfarre el suministro en los próximos meses.
«Con la llegada del verano, y el retorno al municipio de nuestros paisanos, el consumo de agua potable, se dispara. Los servicios municipales se esmeran en reparar a la mayor brevedad posible las averías que puedan surgir y desde el Ayuntamiento estamos promoviendo la reposición aquellos tramos de tuberías que dan más problemas. Pero es necesario conseguir la complicidad y la participación de todos y todas en utilizar el agua potable de manera responsable», señalaba el alcalde, Carlos David Palomares, en el bando municipal, publicado a raíz de que el gestor del suministro del agua a este ayuntamiento ha advertido de la gravedad de la escasez de reservas y de la necesidad de tomar medidas para evitar el despilfarro.
«Con la actual situación de sequía debemos concienciarnos de que el agua es bien escaso, que hay que cuidar y proteger, pues es la única forma que nos permitirá garantizar el abastecimiento de agua para todos los usos, que el desarrollo de nuestro pueblo pueda necesitar, en cantidad y calidad suficiente, especialmente durante estos meses críticos de verano, con la confianza de que en el otoño, los caudales y niveles de ríos y pantanos puedan restablecerse», subraya el alcalde.
Además, el bando recalca que ruega a los vecinos que adopten medidas como limitación en el llenado de las piscinas, mantenimiento de las mismas mediante depuración, utilización de sistemas de riego sostenibles, que no dejen las mangueras abiertas, ni los grifos abiertos inútilmente y que reparen las instalaciones defectuosas. De esta manera, quieren evitar la adopción de otras medidas que podrían restringir más aún el servicio.
Por su parte, el Ayuntamiento de Urda detallaba también el martes en un bando la recomendación de usar el agua racionalmente para evitar riegos innecesarios o excesivos o la utilización del agua potable para el riego de huertos por la incipiente sequía. De esta manera, el Ayuntamiento pretende contar con la mayor cantidad de suministro para los meses de verano.
Estos dos ayuntamientos se unen de esta manera al de Espinoso del Rey, un pueblo de unos 430 habitantes en la comarca de la Jara, que publicó ya el pasado 24 de junio un bando en el que llamaba a un uso eficiente y al ahorro del agua en la localidad. «Es crucial  para  garantizar la sostenibilidad  de  este recurso  hfdrico,  ya  que  por  desgracia  carecemos  de él, por lo que su uso debe ser racional  y basarse en el ahorro  y uso eficiente,  el agua debe  optimizarse  solo y  exclusivamente  para la higiene  personal  y  uso domestico», señalaba en el bando que prohibía lavar fachadas y automóviles, así como el riego en los huertos urbanos.