scorecardresearch

CCOO denuncia a FCC por no evitar los golpes de calor

J. Monroy
-

Pide que, como hacen el resto de subcontratas para Ibedrola en otras provincias, los trabajadores tengan una jornada de siete a tres y un kit para evitar problemas

CCOO denuncia a FCC por no evitar los golpes de calor - Foto: David Pérez

CCOO ha denunciado públicamente y ante la Inspección de Trabajo la situación de unos ochenta trabajadores de FCC en la provincia de Toledo para una subcontrata de Iberdrola, que están sufriendo golpes de calor estos días. Son los encargados de hacer el mantenimiento en alta y mediana tensión y reparar averías, que durante el verano pueden estar trabajando perfectamente al sol en un descampado y ya han sufrido varios casos de golpe de calor.

El secretario provincial de Acción Sindical de CCOO, Javier García, ha responsabilizado a ambas empresas de la situación. Antes de esta denuncia, explicó, el sindicato ha tratado de llegar a un acuerdo ante el Jurado Arbitral, donde exigió que en la evaluación de riesgos se controlara el trabajo que estas personas hacen a la intemperie. «Estamos hablando de que pueden llegar a 45 grados, si subes arriba, a alta tensión, la temperatura sube y los trabajadores no tienen donde descansar», explicó.

Jornada continuada. Una propuesta sindical pasa por la elaboración de un kit de equipamiento con nevera, agua, crema solar, crema labial, fruta y comida energética, además de toldos y sombrillas. La empresa no lo está aplicando. La segunda propuesta es la aplicación de una jornada intensiva en verano, algo que también ha rechazado FCC, «cuando nos consta a través del Comité Intercentros que Iberdrola ha contestado que en la mayoría de las provincias estos trabajadores tienen su mismo horario en estas jornadas estivales». Es decir, trabajadores con idénticas funciones para la misma empresa hacen en otras provincias jornadas de siete a tres. Lo paradójico, apuntó García, es que el lunes sí empieza la jornada intensiva de siete a tres para los administrativos de la empresa, por lo que «me parece vergonzoso, se están riendo del trabajo específico de unos trabajadores, que se están dejando la vida, porque un golpe de calor puede tener grandes consecuencias». Los trabajadores de la provincia, apunta su delegado sindical, Carlos Puñal, así lo han votado casi por unanimidad, «queremos que la jornada intensiva sea para el personal de abajo, como para los de oficina».

De ahí que hasta que llegue una solución, y sin evaluación de riesgo ni prevención por pare de la empresa, que el sindicato esté recomendando que no se trabaje cuando hay un riesgo inminente de golpe de calor, «porque nos podemos jugar la vida». «Vamos a ser drásticos y no vamos a permitir la exposición de estos trabajos que nos pueden costar hasta la vida», ha insistido García.