scorecardresearch

El rechazo de las minorías

J. Guayerbas
-

Óscar Monterreal y Javier Albarrán abordan la decadencia de las minorías en la Ciudad de las Tres Culturas. «Jamás hubo convivencia armónica aunque la ciudad era muy cosmopolita», explicaban

El rechazo de las minorías - Foto: Yolanda Lancha

¿Convivencia o intolerencia? Esta es la preguntas que diferentes historiadores y especialistas han intentado responder durante los últimos tres miércoles en el ciclo de conferencias de la Asociación Tulaytula. Un ciclo que finalizaba ayer con las aportaciones de Óscar Monterreal y Javier Albarrán.

La tarde se dedicó a analizar la decadencia de las minorías en la ciudad medieval hasta 1492, cuando los Reyes Católicos decretan la expulsión de los judíos. Pero hasta llegar a esa fecha, la vida de judíos y mozárabes no fue fácil aunque el mensaje de convivencia y tolerancia de las Tres Culturas se haya convertido en un dogma.

«Jamás hubo convivencia armónica aunque sí es cierto que la ciudad era muy cosmopolita», comentaba el coordinador del ciclo y profesor de la Universidad Complutense, Óscar Monterreal. «La estancia de los judíos era aceptada, aunque las acusaciones que se vierten sobre ellos son constantes y van a generar más de un conflicto», indicaba en el salón de actos del Hotel San Juan de los Reyes.

Monterreal apoyó la conferencia en diferentes testimonios artísticos y escritos. «Existen documentos de diferentes estamentos, como la realeza, los consejos y el poder eclsiástico, así como literatura popular y manifestaciones artísticas desde los visigodos a la expulsión en 1492 donde está demostrado el trato que recibían los judíos», apuntaba para recordar que el objetivo de este ciclo de conferencias era precisamente ese, el de desmontar que la convivencia en la Ciudad de las Tres Culturas fue en armonía.

El conflicto Mozárabe. Mientras que los judíos eran una minoría religiosa, los mozárabes lo eran en el ámbito social. Javier Albarrán, investigador del Instituto de Lenguas y Culturas del Mediterráneo del CSIC, explicó ayer el papel de los cristianos en Al-Ándalus, así como la situación de los mozárabes, es decir, de los cristianos que vivían bajo la dominación musulmana, tras la conquista de la ciudad por el rey Alfonso VI de Castilla en el año 1085.

Albarrán recordaba que frente a la convivencia idílica en estas minorías se daba la conveniencia. «Hay una situación de intereses de la mayoría», indicaba.

Textos jurídicos y crónicas, así como documentos notariales y económicos, sirvieron al ponente para abordar como fue la asimilación de los mozárabes tras la Conquista y la caída del Califato en la nueva sociedad castellana, transmisores de los conocimientos científicos y artísticos orientales.

La Asociación Tulaytula para el estudio y divulgación del Toledo Antiguo y Medieval surgía en 1996 para promover la celebración del Milenario de la Mezquita del Cristo de la Luz y contribuir al mejor conocimiento del Toledo medieval islámico. Un objetivo que consiguen con este tipo de propuestas, así como otras actividades y publicaciones anuales.