scorecardresearch

Temor e inseguridad entre los vecinos del Polígono

F. J. R.
-

La policía sigue buscando al asesino de un chico de 23 años en el Parque Lineal. No hay ninguna novedad en la investigación y todo el barrio está conmocionado por el terrible asesinato de un hombre armado con un machete y con una máscara de calavera

Temor e inseguridad entre los vecinos del Polígono - Foto: Yolanda Lancha

«Se veía venir. Inseguridad en el barrio. Dolor y rabia». Son algunos de los mensajes que han sido depositados en los improvisados altares con flores y fotos del chico que perdió la vida en el Polígono, en la noche de Halloween, tras recibir un gran corte en el cuello producido por un arma blanca de gran tamaño que la investigación policial señala como un machete. «Asesinado por 10 euros», luce en otra fotografía de su rostro, colocada en la zona del Parque Lineal donde en la madrugada del pasado domingo fue sorprendido por un hombre que se cubría el rostro con una máscara, blanca, como de calavera, según fuentes policiales a las que ha tenido acceso La Tribuna.

«Estamos acojonados y a la vez sorprendidos. Nunca hemos visto nada así por aquí. La gente tiene mucho miedo», afirma un vecino del barrio, que reconoce que la inseguridad en la zona ha crecido en los últimos meses, con robos y peleas, pero que para nada se esperaban una muerte violenta semejante.

«El Parque Lineal siempre está frecuentando, a todas horas, hasta de noche, con gente paseando al perro o chavales hablando en los bancos, pero desde el domingo cuando cae el sol por aquí ya no pasa ni un alma. Hay mucho miedo», explica otro residente.

Temor e inseguridad entre los vecinos del PolígonoTemor e inseguridad entre los vecinos del Polígono - Foto: Yolanda LanchaPor si fuera poco, en las redes sociales y a través de whatsapp han comenzado a circular mensajes en los que se invita a la gente a no caminar solos por «sitios oscuros y parques», alertando de que «anda un asesino suelto por la ciudad de Toledo y aún la policía no le ha encontrado».

Por el mismo medio también se difundió ayer el bulo de la detención del presunto autor del asesinato, hablando de que se trataba de un joven de 19 años. La policía nacional confirmó a La Tribuna que era un rumor totalmente falso.

Así, a pesar del efecto potenciador y distorsionador de las redes sociales en este tipo de noticias, el temor es lógico. La brutalidad del asesinato y lo inesperado de semejante ataque invitan a ser precavidos mientras no se produzca la detención del culpable.

La Policía Nacional, a través de su departamento de prensa, confirmó ayer a este periódico que no hay «ninguna novedad» en la investigación, por lo que se aún trabaja en descubrir quién es el autor de la muerte de ese joven de 21 años y en confirmar que el móvil del crimen fue el robo.

La sensación de inseguridad en esa zona de la ciudad no es sin embargo compartida por la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón. «El barrio del polígono, que es donde yo vivo, es un barrio totalmente seguro, se incrementaron las patrullas de la policía durante el fin de semana y yo espero que pronto tengamos buenas noticias», afirmó en la mañana de ayer la primera edil, que destacó el trabajo policial al respecto. «Lo está investigando la policía nacional en coordinación con la policía local. Ha sido un suceso aislado que lamento profundamente, ahora mismo está toda la investigación en marcha, así que dejemos a la policía nacional que actúe», sentenció Tolón.

Con todo, esa tranquilidad no la respiran los vecinos del entorno de Río Tiétar ni de otras calles aledañas. En los últimos meses se han sucedido en el barrio otras agresiones con machete, y ese arma tan peligrosa se ha convertido en algo más común de lo deseado en el barrio.

«En el Polígono hay más machetes de lo que se cree, así que era cuestión de tiempo que algo así pasara. Yo no creo que haya sido algo premeditado, ni ninguna cuestión de bandas, pero creo que el asesino iba puesto de todo y ese muchacho tuvo la mala suerte de estar allí en el momento menos indicado», explica un joven que reside en la misma calle de la víctima.

Hace ocho meses, el pasado marzo, la policía nacional detuvo a cuatro jóvenes de entre 18 y 21 años, así como a dos menores de edad de 17 años, por propinar una salvaje paliza a otro joven, de 23 años, al que causaron lesiones graves en una pierna y en la cabeza durante una agresión en grupo en la que emplearon un machete, navajas, una defensa extensible, una botella de cristal, palos y una barra de hierro.

Ese ataque fue en otro parque, alejado del Lineal, por Río Mesa, pero coincidía en el arma usada. La Policía descarta que exista conexión entre ambos sucesos, pero sí que demuestra que no es la primera vez que se usa un machete para atacar a alguién en el barrio.

El auge de chicos que imitan el comportamiento de bandas latinas también se nota en el Polígono, utilizando los machetes como arma intimidatoria, pero sin llegar a emplearlos finalmente. Una violencia que, esta vez sí, ha estallado.