Médicos y vecinos exigen mejoras para la atención primaria

Á. de la Paz
-
Momento de la concentración a las puertas del centro de salud de Santa María de Benquerencia. - Foto: Yolanda Lancha

Decenas de profesionales y usuarios se concentraron, por segunda vez en febrero, en la puerta del centro de salud Benquerencia. El sector pide al Gobierno regional que atienda sus demandas de más personal, inversión y tiempo

La Plataforma por la Dignidad de la Atención Primaria convocó un nuevo paro parcial de diez minutos en los centros de salud de la región para hacer visible su malestar por las malas condiciones bajo las que los profesionales de esta rama asistencial desarrollan su actividad. La entrada principal del centro de salud Benquerencia, en el barrio del Polígono, reunió sobre las 11.00 horas a varias decenas de personas, incluyendo sanitarios y usuarios. La asociación de vecinos El Tajo apoyó el parón. Entre los carteles exhibidos durante la movilización se leyeron mensajes reclamando más inversión pública en sanidad y un mínimo de diez minutos de atención para cada demanda asistencial.
Los manifestantes dirigieron sus proclamas al Gobierno regional. Los colectivos sanitarios afectados lamentaron la «falta de respuesta» del Ejecutivo castellano-manchego ante sus demandas, expuestas en la anterior concentración del 7 de febrero y no atendidas por ningún responsable de la Junta. El silencio de la administración pública sanitaria, a través tanto de la Consejería de Sanidad como del Sescam, fue criticado por los profesionales del ramo toledanos. Los convocantes alertaron de la ausencia de «propuestas para mejorar y solucionar el deterioro que sufren profesionales y usuarios en el ámbito de la atención primaria» y exigieron celeridad para el desarrollo de un decálogo de medidas que pueda revertir la situación actual.
El doctor Rodrigo Bernaldo de Quirós, quien ejerce en el propio centro de salud Benquerencia, leyó el comunicado con el que la plataforma intenta hacer llegar a la opinión pública sus peticiones para la mejora del servicio sanitario más utilizado.
«En Castilla-La Mancha son muchos los problemas de la atención primaria», apuntó Bernaldo de Quirós. «No hay sustitutos suficientes, los programas de formación son difíciles de seguir y no tenemos los diez minutos por paciente o por lo menos una media de diez minutos para atender dignamente a los pacientes», enumeró el galeno. «Tal vez, comparándonos con otros [profesionales que ejercen en otras regiones] estamos mejor, pero también comparándonos con otros estamos bastante peor», clamó.