scorecardresearch

El Plan de Sostenibilidad hará del Tajo un polo de atracción

C. S. Jara
-

La antigua Hidroeléctrica será el corazón de un proyecto amplio, que llegará a los parques de Los Sifones y el Vivero, así como a la isla de los Molinos, potenciando los recursos de la zona

El Plan de Sostenibilidad hará del Tajo un polo de atracción - Foto: Manu Reino

El nuevo Plan de Sostenibilidad Turística dará una nueva vida al entorno del río Tajo. El proyecto, dotado con 4,2 millones de euros procedentes de los fondos de recuperación, permitirá acometer una actuación integral, que tendrá el epicentro en torno al edificio de la antigua Hidroeléctrica y que se extenderá hasta 2024.

El Tajo y su entorno se convertirán en un potente polo turístico para la ciudad, en torno al cual se desarrollarán un gran número de actividades: un museo del agua, otro de cerámica al aire libre, una barca que cruzará el río, tirolina, área de autocaravanas, bicis eléctricas, un auditorio... Y son solo algunos de los atractivos que se sumarán a una de las zonas de recreo favoritas para los talaveranos. 

La vieja central, abandonada y muy deteriorada, se convertirá en el museo del agua, un fin que estaba previsto desde 2007, cuando se avanzó su cesión al Ayuntamiento.  Pero ahora será muchas más cosas gracias a una actuación integral, que viene recogida en el primero de los cuatro ejes del Plan de Sostenibilidad. Contará con un presupuesto de 1.325.000 euros solo para su consolidación y adecuación, porque a esa cantidad se sumarán otros para la musealización.

La planta baja del edificio albergará por una parte ese museo del agua. Se utilizará tecnología inmersiva, con el fin de relacionar el agua, la cerámica, el entorno y el edificio en el que se aloja. A éste último y a su historia se dedicará también un espacio, junto con la recepción y una zona de cafetería, que se situará en la zona izquierda del Puente Viejo. En la planta superior se ubicará la «experiencia cerámica», en un intento de relacionar la artesanía característica de Talavera con su principal patrimonio natural, el río Tajo. 

En esa misma zona se habilitará el que está llamado a ser una de los grandes atractivos de este espacio; a ambos márgenes del río, junto a la antigua central, se ubicarán sendos espacios para la exposición de cerámica al aire libre, producida con energías renovables. En ese punto se recuperará la barca que antaño cruzaba el río Tajo, para que vuelva hacer esa función. El espacio de educación ambiental de esta zona se mantendrá y se potenciará con un observatorio de aves. El Plan también recoge un programa de residencias artísticas de carácter multidisciplinar, dedicado a pintura, escultura y artes escénicas, entre otras.

Un embarcadero para piraguas, ya junto al parque de los Sifones, completará lo principal del proyecto, que se extiende a través de una senda medioambiental hacia el antiguo horno-tejar que se conserva en la Isla de los Molinos de Arriba y que es otro de los factores que vinculan patrimonio natural con el inmaterial de la cerámica. Su recuperación era uno de los proyectos pendientes y está considerado uno de los espacios más singulares del Tajo, por su antigüedad y su buen estado de conservación.

La mejora de la eficiencia energética será el segundo eje del plan, dentro del cual se habilitarán puntos de recarga para vehículos eléctricos en el entorno de la antigua central eléctrica y se adquirirán bicicletas eléctricas. El proyecto incluye también un área de autocaravanas, que se ubicaría en un entorno inmejorable y un auditorio que se situará en el parque del Vivero. 

También el otro parque contiguo a la Hidroeléctrica, el de los Sifones, saldrá reforzado con este Plan. En uno de sus extremos se situará la denominada «zona de aventuras», que incluirá una tirolina, actuaciones que conllevarán una renaturalización del parque. 

Son proyectos para un río al que solo le faltará una lámina de agua estable, de la que ahora no goza, para evitar problemas recurrentes como la proliferación de algas y de las temidas plagas de mosquitos.