scorecardresearch

Círculo Fortuny distingue a Pepita Alía como 'Tesoro Viviente'

Leticia G. Colao
-

Los galardones Maestro Artesano que buscan salvaguardar los oficios artesanos, premian a Alía por toda una vida dedicada a difundir las labores artesanas que han dado fama mundial a Lagartera.

Círculo Fortuny distingue a Pepita Alía como 'Tesoro Viviente' - Foto: L.T.

La bordadora lagarterana Pepita Alía ha sido reconocida como una de las grandes maestras de la artesanía española. Su trabajo de elaborar, potenciar y distribuir los bordados de Lagartera por medio mundo le ha valido para ser condecorada con el Premio de Honor 'Tesoro Viviente' del Círculo Fortuny, como leyenda de la alta artesanía, premio que comparte con Cecilio Morales, prestigioso alfarero granadino de Fajalauza, y el alfarero Juan Martínez Villacañas, 'Tito', que preside la Fundación Alfares.

La misión de Circulo Fortuny es «representar la España de la excelencia, la creatividad y la cultura, la historia y pasión por la vida». Así, lo reconoció Xandra Falcó, presidenta de la institución, en el acto celebrado en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, en Madrid: «Nuestro compromiso con la excelencia es permanente, apoyando a las instituciones y marcas culturales y creativas españolas. La alta artesanía es una de nuestras señas de identidad indiscutibles. Hoy iniciamos un camino con el propósito de proteger y dar visibilidad a los maestros artesanos de excelencia».

Y si hablamos de excelencia artesana y de maestría, Pepita Alía es uno de los grandes referentes de la comarca y por supuesto, del resto del país. A sus 91 años, y acompañada por su hijo Luis Alberto García Alía, recogió un reconocimiento que «le ha llegado al alma».

Círculo Fortuny distingue a Pepita Alía como 'Tesoro Viviente'Círculo Fortuny distingue a Pepita Alía como 'Tesoro Viviente' - Foto: L.T.Según explica su hijo, el conocido diseñador Tomás Alía, referente del interiorismo internacional y Embajador de la Cerámica de Talavera, «es un reconocimiento a un trabajo bien hecho durante toda una vida, por ser la garante de las señas de identidad culturales» de su municipio, las famosas labores de Lagartera. Ella abrió muchas puertas en la creación de piezas artesanas de incalculable valor por su difícil elaboración y, al mismo tiempo, por el tesón y el cariño puesto a la hora de confeccionarlas.

Fue Pepita Alía quien, ejerciendo como pionera en tiempos mucho más difíciles, «llevó la maestría de los bordados lagarteranos fuera de nuestras fronteras» ampliando y promocionando su artesanía en países como Japón, Estados Unidos, Holanda, el Vaticano y otros muchos de Iberoamérica. Hasta allí llegaron sus bordados, trabajos e incluso exposiciones que ahora lucen en casas reales, residencias de altos mandatarios y personalidades de renombre.

«Ella se ha dedicado a crear y proteger desde su creatividad, elevando la artesanía a la categoría de arte», indica el diseñador. Y lo ha conseguido con una vida profesional que se inició a los 16 años, siguiendo el ejemplo de su madre, también artesana, y apoyándose en «el diseño basado en la tradición, evolucionado en su forma de concebirlo, su parte creativa, y consiguiendo la excelencia», indica su hijo.   

oficios milenarios. Los nuevos premios de Círculo Fortuny, la principal asociación española de empresas de alta gama, que actualmente agrupa 67 socios de 12 ámbitos, están dedicados a honrar a los artesanos que conservan la memoria de oficios milenarios y los revalorizan de cara al futuro. Son virtuosos en su trabajo que con su tesón durante décadas, han mantenido la maestría de sus labores protegiéndolas para las generaciones futuras, algo impagable.

Pepita Alía es digna merecedora de este galardón como gran embajadora de Lagartera, cuyos bordados pueden ser declarados en breve como Bien de Interés Cultural. Por supuesto, no es el primer reconocimiento, ya que atesora numerosos premios en su trayectoria profesional, entre ellos es miembro de la Real Academia de las Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo, Premio Nacional de Artesanía en Labores de Lagartera de la Casa Real de Holanda, Placa al Mérito Regional de Castilla-La Mancha, Premio al Mérito Artesano de Castilla-La Mancha y Premio Fedeto a la Empresaria del Año 2019. A este se ha sumado recientemente el Premio de las Artes de la Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo de 2022.

Una mujer artesana avanzada a su tiempo, que supo romper fronteras con su lucha a favor de la artesanía de los bordados, esa en la que Lagartera siempre ha estado por delante.